Enlaces de Recetas de Cocina

Recetas de Arroz
Recetas de Bebidas
Recetas de Canapes
Recetas de Carnes
Recetas de Dietas
Recetas de Donerkebab
Recetas de Dulces
Recetas de Emparedados
Recetas de Ensaladas
Recetas de Huevos
Recetas de Legumbres
Recetas de Mariscos
Recetas de Menus
Recetas de Pastas
Recetas de Patatas
Recetas de Pescados
Recetas de Pinchos
Recetas de Pizzas
Recetas de Postres
Recetas de Salsas
Recetas de Sandwinch
Recetas de Setas
Recetas de Sopas
Recetas de Tabasco
Recetas de Tapas
Recetas de Thermomix
Recetas de Vegatarianos
Recetas de Verduras
Recetas Faciles
Recetas de Ligeras


Nube de tags

Históricos

Categorías

Enlaces

Recetas de Cocina
Recetas de Cocina Buenas
Recetas de Cocina Sencillas
Recetas de Cocina Mundiales
Recetas de Cocina Españolas
Busca tu Receta
La Cocina Española
Recetas de Cocina Española
Recetas de Cocina
Recetas de Cocina en Inglés

Buscar

Últimos comentarios

Cosas

Utilizando PivotX - 2.3.10 
XML: RSS Feed 
XML: Atom Feed 

Manzana

31 10 07 - 01:05


Podr�amos decir de la manzana que es la m�s universal de las frutas. A lo largo de la vida de los pueblos la manzana ha jugado diversos papeles: desde el s�mbolo (Eva, Blanca nieves o la tarta nacional norteamericana) a las m�ltiples aplicaciones en amplios campos, que van desde la nutrici�n a la medicina. Su aporte nutritivo, calculado para 100 gramos, se concreta en 36 calor�as, 10 gramos de carbohidratos, 0,2 gramos de prote�nas. Adem�s, carece absolutamente de grasas. La manzana es un alimento rico en sales minerales (calcio, potasio. F�sforo, bromo, magnesio...) y vitaminas (C, tiamina, riboflavina, caroteno, B6...). Asociada con la salud y la belleza desde tiempos remotos, la manzana es un excelente limpiador del organismo que purifica la sangre, posee efectos t�nicos y reconstituyentes. Es tambi�n un importante remedio frente a la irritaci�n estomacal y la falta de vitamina A. La manzana se debe comprar sana, brillante y sin golpes. Para conservarlas, basta con guardarlas al fresco. La puedes colocar en una despensa que tenga una temperatura constante y fresca, o en el caj�n del frigor�fico. De esta manera, duran de una a dos semanas, aunque lo ideal es consumirla lo m�s fresca posible para aprovechar toda su riqueza. Si tomas la manzana con piel, l�vala con agua y jab�n para eliminar los restos de insecticida. Si la pelas, conviene utilizar un cuchillo de acero inoxidable y frotarla con un poco de lim�n para que no se oxide. Desde el punto de vista culinario, es un elemento importante con buenas prestaciones tanto en preparaciones crudas como cocidas. Juega un gran papel en ensaladas y macedonias, proporcionando al conjunto un contraste de sabores y texturas francamente interesante. Es protagonista en mermeladas y compotas; resulta de primera en asados, como la carne de cerdo o la col lombarda. La mejor manzana para cocinar es la reineta. Sus caracter�sticas de sabor y textura la convierten en un elemento interesant�simo a la hora de participar en numerosas recetas, como tartas, compotas, asados, pur�s o rellenos y guarnici�n de platos asados.

Mango

31 10 07 - 01:02


El mango es el fruto m�s importante del tr�pico despu�s del pl�tano. Crece en un �rbol de unos 15 metros, de tronco recto, corteza rugosa y copa grande. Este fruto puede ser muy distinto seg�n la variedad a la que pertenezca (existen m�s de doscientas). Su peso puede oscilar entra 150 gramos, hasta los dos kilos. El mango tiene la piel fina y es de color amarillo verdoso o anaranjado, con matices verdes o marrones. Su pulpa es de color amarillo verdoso o anaranjado, con matices verdes o marrones. Su pulpa es de un tono naranja y envuelve el hueso, es jugosa y fibrosa, dulce y perfumada. Posee un valor energ�tico que aumenta con la maduraci�n del fruto, en cuyo caso puede llegar a alcanzar las 70 calor�as por cada 100 gramos. Es un alimento rico en vitaminas, sobre todo en caroteno (vitamina A) y vitamina C. En algunas variedades el contenido de dichas vitaminas es superior al de la naranja. El mango es considerado en el tr�pico como una fruto altamente saludable y medicinal. Sus efectos diur�ticos y laxantes son muy conocidos en las zonas tropicales, donde hasta las hojas y flores son utilizadas con fines igualmente medicinales. Tambi�n es un fruto bastante rico en potasio. Su coloraci�n var�a de una clase a otra, por lo que para averiguar su grado de madurez debes tocarlo suavemente y observar si cede bajo la presi�n de los dedos. No te preocupes si est�n un poco verdes ya que este tipo de frutas madura en muy pocos d�as si la dejas a temperatura ambiente. No es aconsejable que los conserves en el frigor�fico porque su sabor disminuye. Es mejor dejarlos en lugar fresco y sin sol directo. Dulce y arom�tico, el sabor del mango est� a medio camino entre el de la pi�a y el del albaricoque. Si se encuentran mangos muy maduros en el mercado conviene aprovecharlos para confeccionar postres. Se pueden consumir crudos, al natural o en ensalada de frutas. Para ello, una vez pelado y cortado en rodajas, al��alo con un poco de zumo de lim�n y m�zclalo con el resto de frutas. Tambi�n sirve para preparar sorbetes, confituras, mermeladas, jaleas, helados y mousses.

Limon

31 10 07 - 01:00


Este fruto comestible del limonero, de color amarillo, forma oval y sabor �cido est� presente en los mercados durante todo el a�o pero conoce varias etapas. De octubre a enero se recolecta una variedad de piel muy fina y con un color amarillo p�lido. A partir de febrero aparece el lim�n m�s conocido entre nosotros, muy jugoso, de piel fina y color amarillo vivo y con algunas pepitas en su interior. Durante el verano se encuentra un lim�n tard�o de piel verde. Por fin, de septiembre a febrero, se pone a la venta el lim�n de M�laga, de piel gruesa y con abundantes pepitas. Este fruto aporta tan s�lo 15 calor�as por cada 100 gramos. El valor alimenticio del lim�n es bastante elevado. Contiene 60 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos de fruta y una cantidad de potasio y hierro similar a la de la naranja. Sin embargo, posee menos vitaminas de los grupos A y B que �sta. Gracias a su alto contenido en vitamina C, es un excelente remedio contra el escorbuto: cuando a�n no se conoc�a la existencia de las vitaminas como tales, ya se empleaba con este fin. El lim�n es antis�ptico, t�nico y diur�tico y durante siglos se ha empleado contra los resfriados, trastornos de est�mago, hemorragias, neuralgias, �cido �rico, arteriosclerosis y obesidad. El aceite extra�do de su corteza es empleado con frecuencia en la preparaci�n de extracto de lim�n que se usa com�nmente como aromatizante. Tambi�n se utiliza mucho en perfumer�a. Se sabe que el zumo de lim�n mata el bacilo del c�lera, difteria y tifus. Al parecer unas pocas gotas pueden matar las bacterias en una ostra en unos 3 minutos. Las posibilidades del lim�n forman una lista interminable. Se aprovecha tanto la corteza, como la pulpa y el jugo. Se emplea como condimento en toda clase de ensaladas, mayonesas, pescados, carnes o verduras. En cuanto a los dulces, aparece en forma de mousse, crema, tarta, helado, mermelada y sorbete. Su zumo es muy popular embotellado con gas, concentrado o en polvo. Para obtener la m�xima cantidad de zumo posible haz rodar el lim�n sobre la mesa frot�ndolo con la palma de la mano antes de cortarlo. Muy importante: expr�melo justo antes de ser utilizado. La vitamina C es la m�s fr�gil de todas y no soporta las esperas ni tampoco el calor.

Kiwi

30 10 07 - 01:48


La planta del kiwi, que recibe el nombre de actidina, es originaria de Asia, donde crece de forma espont�nea. De all� pas� a Nueva Zelanda donde se cultiva de forma intensiva en granjas-plantaciones muy grandes. En esta tierra se le atribuy� el nombre de kiwi, denominaci�n del animal m�s t�pico de Nueva Zelanda, quiz� porque recuerda la pelusa que envuelve su piel. El kiwi es un fruto con forma de huevo, de unos 8 cent�metros de largo por 6 cent�metros de ancho, de color marr�n-verdoso. Su carne es verde y en el centro este tono se aclara; adem�s contiene peque�as y numerosas semillas de color negro. Su sabor ex�tico y delicioso nos recuerda al de una combinaci�n algo �cida de sand�a con un poco de fresa. Este fruto madura en invierno por lo que su temporada comienza en octubre y contin�a presente hasta bien avanzado el mes de abril. Sin embargo dadas sus cualidades para la conservaci�n, podemos adquirirlos durante todo el a�o. Su escaso aporte cal�rico hace que podamos aprovechar su riqueza en vitaminas, minerales y fibras sin que apenas aumente el consumo de calor�as. El kiwi posee el doble de vitamina E que el aguacate, que hasta hace poco era considerada como la fruta reina en esta vitamina. Contiene tambi�n vitamina C, el doble que la naranja, por lo que un kiwi cubre con creces nuestras necesidades diarias. Por su alto contenido en potasio, cromo y �cido f�lico y su riqueza en fibra hace que su consumo sea beneficioso para mejorar el proceso digestivo. Dado su alto contenido en vitamina C, es muy recomendable para personas convalecientes y bajas en defensas. Tambi�n como ya hemos indicado, las personas que deseen adelgazar tienen en el kiwi su alimento ideal, con un m�nimo de calor�as e hidratos de carbono, pero con un gran aporte de vitaminas y minerales. Puedes consumirlo crudo o en macedonias pues combina muy bien con frutas como la naranja, pl�tano y la pi�a. Asimismo, puede tomarse en forma de zumo pas�ndolo por la licuadora o incorporarlo en ensaladas y c�cteles con aguacates y lechuga, y en guisos de carne. Tambi�n se utiliza en reposter�a para preparar tartas y pasteles.

Kaki

30 10 07 - 01:46


El caqui, tambi�n conocido como palo santo, es una fruta tropical que pertenece a la familia de las Eban�ceas. Existen distintas especies de consumo, de tama�o y sabor diferenciados, entre las que destacan; el caqui de China (D. Kaki), el de Jap�n (D. Lotus) y el americano (D. Virginiana). El m�s cultivado es el de China, con un peso que oscila entre los 80 y los 250 gramos en funci�n de la variedad, de color rojo o anaranjado o amarillo, seg�n su contenido en carotenos, y de pulpa anaranjada, dulce y jugosa, con un ligero regusto �spero, seg�n su contenido de taninos. Este fruto es originario de China y Jap�n, d�nde se cultiva desde el siglo VIII. Posteriormente fue introducido en los pa�ses occidentales: en Estados Unidos, a principios del siglo XIX y en Francia, Espa�a e Italia, hacia 1870. Actualmente, los principales pa�ses productores son Jap�n, China, Estados Unidos, Brasil, India, Israel y, en Europa, Italia y Espa�a. En Espa�a se cultiva en Valencia y Castell�n, pero destaca la rentabilidad productiva de Andaluc�a (Huelva, Sevilla, M�laga y Granada), d�nde se cultiva principalmente el "caqui-manzana"; una variedad no astringente. La mayor parte de la producci�n en Espa�a de caquis (astringentes y no astringentes) se dedica a la exportaci�n a otros pa�ses como Francia, Alemania y Portugal. Las variedades se dividen en funci�n de su astringencia. Las "astringentes" son las m�s comunes y necesitan una adecuada maduraci�n para su consumo (Tomatero, Gordo, Rojo Brillante, etc.). Las "no astringentes" son las de mayor consumo, entre ellas, "tipo manzana", Sharon (o Sharoni o Triumph) y Fuyu. El caqui astringente debe estar bien maduro para su consumo. Se han de descartar los ejemplares con imperfecciones en la piel. As� mismo conviene que en la compra conserven el tallo y el casquete. Es mejor adquirir frutos a�n duros, que se pueden conservar refrigerados durante un per�odo aproximado de tres semanas. Si a�n est� verde, se lo debe dejar a temperatura ambiente hasta que se complete su maduraci�n. El caqui es un fruto muy delicado y dif�cil de comercializar, excepto la variedad Sharon, dura y consistente, las dem�s hay que consumirlas cuando est�n blandas y maduras y en poco tiempo, ya que se estropean enseguida. Si queremos acelerar su maduraci�n, podemos introducirlo en una bolsa de papel, junto con otras frutas tales como pl�tanos o manzanas. El caqui se puede congelar, entero o su pulpa, en cuyo caso se recomienda a�adir zumo de lim�n para evitar que se altere su color. Su composici�n es distinta en funci�n de la variedad que se trate, pero todos ellos tienen en com�n su elevado contenido de agua. Aporta una cantidad importante de hidratos de carbono (fructosa, glucosa) y escasa de grasas y prote�nas, por lo que su valor cal�rico es bastante elevado respecto a otras frutas. En cuanto a su aporte de fibra, contiene pectina, de tipo soluble, en cantidad moderada. Respecto de su contenido de vitaminas y minerales, destaca la provitamina A o beta-caroteno, que le confiere al fruto su color caracter�stico, la vitamina C y el potasio. El beta caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme �ste lo necesita. La vitamina A es esencial para la visi�n, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunol�gico. La vitamina C interviene en la formaci�n de col�geno, huesos y dientes, gl�bulos rojos y favorece la absorci�n del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. Ambas vitaminas, cumplen adem�s una funci�n antioxidante. El potasio, es un mineral necesario para la transmisi�n y generaci�n del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la c�lula. En menor proporci�n se encuentran ciertas vitaminas del grupo B (B1, B2, y B3) y los minerales, calcio, f�sforo, hierro y sodio. El caqui es una fruta muy dulce y de f�cil consumo. Una vez maduro, se abre con facilidad y la pulpa se puede comer con cuchara o cuchillo, seg�n la variedad que se trate, lo que los hace especialmente atractivos para los m�s peque�os. Y por el mismo motivo, teniendo en cuenta adem�s sus propiedades nutritivas, tambi�n son muy recomendables para los j�venes, los adultos, los deportistas, las mujeres embarazadas o madres lactantes y las personas mayores. Por su aporte de provitamina A, se recomienda su consumo a toda la poblaci�n, y en especial, a quienes tienen un mayor riesgo de sufrir carencias de dicha vitamina: personas que deben llevar a cabo una dieta baja en grasa y por tanto con un contenido escaso de vitamina A o para quienes tienen unas necesidades nutritivas aumentadas. Algunas de estas situaciones son: periodos de crecimiento, embarazo y lactancia materna. As� mismo, el tabaco, el abuso del alcohol, el empleo de ciertos medicamentos, el estr�s, la actividad f�sica intensa, el c�ncer y el Sida, y las enfermedades inflamatorias cr�nicas. Las vitaminas A y C, como antioxidantes, contribuyen a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y de c�ncer. Su riqueza en pectina los hace recomendables para tratar el estre�imiento, eso s�, en su punto de saz�n. Adem�s, por su riqueza en potasio y bajo aporte de sodio, resultan muy recomendables para aquellas personas que sufren de hipertensi�n arterial o afecciones cardiovasculares. Su contenido de potasio, deber�n tenerlo en cuenta las personas que padecen de insuficiencia renal y que requieren de dietas especiales controladas en este mineral.

Jurel

30 10 07 - 01:44


El jurel o chicharro es un pescado azul, de color gris verdoso o azulado, con zonas plateadas en el lomo y el vientre puede medir 40 centimetros. Se le distingue bien por sus grandes escamas picudas que se�alan su l�nea lateral. Es una especie abundante a lo largo de todo el litoral y es muy econ�mica. La temporada del jurel empieza en oto�o y contin�a a lo largo de todo el invierno. Su aporte cal�rico lo convierte en un alimento �til para personas que realizan ejercicio f�sico intenso. Como todos los alimentos de origen animal, su cualidad nutritiva principal se basa en el elevado aporte de prote�nas a la dieta, aunque en este caso, y por su alto contenido en grasa, se le puede considerar un alimento t�picamente energ�tico. Y es precisamente su riqueza en grasas lo que llev� a disminuir su consumo. Actualmente, se ha demostrado que estas grasas son beneficiosas para el organismo, puesto que no s�lo no generan colesterol, sino que eliminan el exceso. Este pescado aporta a la dieta las vitaminas A que beneficia la vista, B1, B2 y D3 que protege al organismo del raquitismo, entre otras dolencias y el �cido f�lico. Contiene abundantes minerales, sobre todo calcio, magnesio, hierro y yodo. Su aporte en prote�nas y la calidad de �stas hacen que sea un alimento muy indicado en �pocas de crecimiento y desarrollo. Tambi�n beneficia la dentici�n gracias a su contenido en fl�or. El chicharro o jurel se presenta en los mercados habitualmente fresco, pero, dada su consistencia y textura resulta muy adecuado para prepararlo ahumado o en conserva. Debe presentar un aspecto r�gido y brillante, y debe consumirse lo m�s r�pidamente posible, pues su frescura dura poco. El jurel es un pescado suculento y dotado de gran sabor, que agradece los tratamientos culinarios sencillos. Puede resultar muy apetitoso asado al horno, como si de un besugo se tratara. A la parrilla o a la sal son formas muy adecuadas de prepararlo, a las que s�lo les falta la compa��a de un ali�o a base de zumo de lim�n, aceite, ajo y perejil o una salsa como la mayonesa ligera o la holandesa.

Higos

29 10 07 - 01:34


El higo es el fruto de la higuera, un �rbol cuyo origen se ha perdido en el tiempo, pues se cultiva desde hace m�s de 500 a�os. La Biblia ya cita sus hojas como vestimenta de Ad�n y Eva. Seg�n la leyenda, R�mulo y Remo, los fundadores de Roma, fueron amamantados por una loba a la sombra de una higuera sagrada. Al ser la higuera un �rbol menos adaptable al clima que la palmera, su cultivo se limita principalmente a la zona mediterr�nea y a pa�ses como Espa�a, Italia y Turqu�a. El higo es un fruto propio del verano, siendo la mejor �poca para su compra los meses de julio, agosto y septiembre. En la variedad de fruto seco se encuentra en el mercado durante todo el a�o. Los higos frescos son un alimento mucho menos nutritivo que los secos porque en �stos el contenido de az�car se ha multiplicado por cinco. El higo fresco contiene 80 calor�as por cada 100 gramos y el seco 280 calor�as. Aporta a la dieta vitaminas A, B y C, as� como elevadas cantidades de niacina o �cido nicot�nico que, entre otras propiedades, contribuye a disminuir el volumen de colesterol en la sangre. Al tener en su interior multitud de peque�as semillas, el higo se considera como un laxante natural, por lo que est� indicado para personas que padezcan estre�imiento. Esta fruta, adem�s, combate las inflamaciones y la leche que surge del tallo al arrancarlo se utiliza para combatir verrugas y callos. Tiene fama de ser un alimento con cualidades expectorantes muy �til para las personas que padecen procesos bronquiales cr�nicos. Por su riqueza en az�cares est� contraindicado en los pacientes diab�ticos y obesos. Dado su f�cil deterioro, los higos deben consumirse lo antes posible despu�s de su recolecci�n. El momento �ptimo para hacerlo es precisamente aqu�l en que el fruto comienza a deteriorarse y las arrugas y oscurecimiento de su piel nos indican que la madurez y riqueza en az�cares est�n en su momento �lgido. Su consumo m�s com�n es en forma de postre tanto solos como en compa��a de otras frutas, al natural, en alm�bar, compotas o en tarta. Hoy en d�a se utiliza tambi�n como acompa�amiento de alimentos salados, en ensaladas, con jam�n serrano o dulce y como guarnici�n de platos de caza.

Habas

29 10 07 - 01:33


El cultivo de esta planta propia de las huertas meridionales se remonta a tiempos prehist�ricos por la calidad nutritiva de sus frutos. En la Edad Media, esta verdura gozaba de mala fama ya que la acusaban de ser un �poderoso afrodis�aco que embota los esp�ritus�, por lo que su consumo estaba prohibido en los conventos. La temporada �ptima de las habas abarca de febrero hasta mayo. El resto del a�o puedes recurrir a las habas congeladas, que adem�s ya vienen desgranadas y listas para cocer, o a las conservas. Existen dos tipos de variedades: frescas y secas. Las del primer grupo son las de mayor presencia en los mercados, aunque las segundas ofrecen como principal ventaja su larga conservaci�n, que permite consumirlas m�s all� de su per�odo de comercializaci�n. El valor alimenticio de las habas depende si son secas o frescas. En las primeras es enorme al haber perdido gran cantidad de agua, lo que eleva su contenido en calor�as, az�cares, y, sobre todo, en prote�nas. Las habas tiernas, por el contrario, son m�s ligeras y s�lo aportan 100 calor�as por cada 100 gramos. Es una hortaliza de gran valor nutritivo, rica en gl�cidos y prote�nas, con un �ndice energ�tico superior al de otros productos de la huerta. Posee tambi�n minerales, como el calcio, y vitaminas, como la A, la B1 o la B2. Las habas frescas y tiernas pueden tomarse con vaina despu�s de eliminar puntas y hebras. Son preferibles las habas peque�as y muy frescas. Las grandes tienen un pellejo demasiado �spero que resulta desagradable para el paladar. Para ponerlas a punto, basta una cocci�n de 30 minutos en la olla a presi�n en agua hirviendo con sal. Si la vaina es demasiado grande y presenta un aspecto reseco, es preferible eliminarla y utilizar s�lo el grano que se cocina, tambi�n en la olla a presi�n durante 15 minutos, calculando un vaso de agua por kilo de verdura. Fuera de temporada, las habas secas son la base de buenos y nutritivos pur�s. Con un buen comportamiento en el fuego, las habas son parte indispensable de menestras y guisos de verduras. Resultan deliciosas preparadas al ajillo; quedan bien en arroces ; encajan a la perfecci�n con jam�n, embutidos, verduras y carnes suaves, y dan muy buenos resultados en tortillas y revueltos.

Grosella

29 10 07 - 01:30


Fruto del grosellero, es una baya peque�a, de color rojo vivo, muy jugosa y de sabor agridulce. Su cultivo es poco frecuente en nuestro pa�s, aunque se cultiva en las estribaciones de los Pirineos, siendo la grosella roja la variedad m�s cultivada. No obstante, es una fruta que goza de gran popularidad en toda Europa, y sobre todo en Inglaterra, donde su explotaci�n adquiere verdadera importancia comercial, dedic�ndola tambi�n a la industria conservera, repostera y fabricaci�n de licores. Su agradable y suave sabor agridulce hace de ella una fruta muy adecuada para la �poca del verano, que es cuando se recolecta. Cada 100 gramos de grosella contienen 42 calor�as. Su contenido en vitaminas es muy elevado y llama la atenci�n su elevada cantidad de vitamina C. Contiene tambi�n vitamina A. No posee gran cantidad de sales minerales, pero destaca su contenido en potasio y magnesio. Dada su riqueza en vitamina C, es una fruta muy adecuada para prevenir enfermedades infecciosas. Su contenido en vitamina A la hace muy indicada para las enfermedades de la piel y de la vista. Su bajo contenido en calor�as y su riqueza en fibra hacen de ella un alimento muy adecuado en las dietas adelgazantes, aunque su riqueza en az�cares la excluyen de la dieta de los diab�ticos. En el campo de la medicina naturista, su zumo ha sido utilizado para tratar inflamaciones gastrointestinales, en las obstrucciones viscerales y en la irritaci�n de las v�as urinarias. Sus hojas, en infusi�n y en extracto fluido, tienen acci�n diur�tica y antirreum�tica. A la hora de comprarlas, f�jate en el color, la tersura de la piel, la uniformidad, el estado de hidrataci�n y el aroma caracter�stico. Debes desechar aquellas que tengan alg�n golpe, que est�n heladas o tengan par�sitos y las que tengan olores o sabores extra�os. La grosella se toma habitualmente fresca como postre, pero tambi�n forma parte, y con mucho �xito, en macedonias, ensaladas y diferentes guarniciones. Es muy utilizada en pasteler�a y reposter�a por su vistosidad y agradable aspecto, y tiene una extensa aplicaci�n en la industria de vinos y licores.

Granada

28 10 07 - 01:41


El �rbol denominado granado, Punica Granatum, tiene como fruto la granada. Su historia es muy antigua: se remonta hasta la Biblia, donde aparece como fruta del para�so. Una leyenda mesopot�mica narra c�mo el dios Otis fue concebido al ponerse su madre una granada bajo el pecho. En Grecia el �rbol estaba consagrado a Afrodita. La diosa del amor. El granado es un arbolito de ramas flexibles provistas de espinas. Tiene bellas flores de color rojo vivo, por lo que tambi�n se utiliza en ocasiones como planta ornamental. La corteza de su fruto es fuerte y vigorosa, de tama�o similar al de la manzana, y de color amarillento o rojizo, muy brillante. Su pulpa, en forma de granos ofrece distintas tonalidades, entre carm�n y morado. Estas son las semillas, carnosas y de sabor agradable aunque algo �cidas. Las granadas suelen aparecer durante el mes de septiembre y se mantienen en el mercado hasta pasado febrero. Su demanda se acrecienta en los d�as navide�os, ya que en algunas zonas es una tradici�n tenerla en el frutero. Su contenido cal�rico no es demasiado alto, unas 60 calor�as cada 100 gramos, pero casi siempre es m�s elevado porque esta fruta se suele comer espolvoreada con az�car o regada con vino. Su valor diet�tico est� basado en su contenido en vitaminas, especialmente en la C, minerales, pigmentos y fibra. Su jugo tiene un gran efecto astringente, utiliz�ndose la ra�z, la corteza del tronco y el fruto, las flores y la pulpa para preparar infusiones y jarabes medicinales. Los �rabes la consideraban como fruta-medicina propia de las zonas �ridas y muy recomendable para las enfermedades de est�mago y coraz�n. Las granadas grandes, brillantes y abolladas, son mejores que las peque�as, que a menudo son agrias y secas. Sus compartimentos interiores son amarillentos y amargos, por lo que conviene separarlos de los granos. Para ello, se corta una porci�n de corteza en el lado opuesto al asa que sostiene el fruto. A continuaci�n, se pone la granada boca abajo y con el mango de un cuchillo se golpea hasta que caen todos los granos. Estos se consumen principalmente frescos: como postre, con az�car y rociada con alg�n vino, o en ensaladas. Otras aplicaciones importantes son la elaboraci�n de granadina que es una bebida refrescante y deliciosos jarabes.

Garbanzos

28 10 07 - 01:39


Los garbanzos son un alimento encuadrado dentro del grupo de las legumbres o leguminosas. Se conoce desde la m�s remota antig�edad y en nuestro pa�s fueron los cartagineses los que estimularon su cultivo y consumo, siendo en muchas ocasiones la base de su dieta. Los garbanzos espa�oles dedicados a la alimentaci�n humana derivan todos de la variedad �macrocarpum�, siendo los m�s conocidos los denominados comercialmente castellanos, chamad, blanco lechoso, vemoso andaluz y pedro sillano. Al ser un alimento que se toma en forma de semilla seca, dada su f�cil conservaci�n y comercializaci�n, se encuentra en el mercado durante todo el a�o. Su aporte cal�rico en crudo es alto aportando a la dieta 360 calor�as por cada 100 gramos. Los garbanzos contienen elevadas cantidades de sales minerales, sobre todo calcio, hierro y magnesio y aportan a la dieta apreciables cantidades de vitamina C ,B y niacina. Destaca en su composici�n la elevada cantidad de prote�nas y fibra vegetal. Este alto contenido en fibra hace que esta legumbre act�e sobre el intestino regularizando el tr�nsito de los alimentos, por lo que se cree que es beneficioso para prevenir el c�ncer de colon y para combatir el estre�imiento. Tambi�n se ha demostrado su acci�n beneficiosa para disminuir la tasa de colesterol, al intervenir sobre su absorci�n intestinal. En general, los garbanzos, dado el contenido de celulosa, son un alimento de digesti�n lenta que pueden producir gases, lo cual, sin embargo, se puede obviar tom�ndolos en forma de pur�. A ser posible, es conveniente consumir garbanzos del a�o y, antes de cocerlos, necesitan un remojo previo de 12 horas en agua templada junto con un pu�ado de sal. Los signos de calidad en que nos debemos fijar para su adquisici�n son su limpieza, que est�n exentos de residuos minerales, polvo, residuos vegetales o granos de otras especias y tambi�n exentos de olores o sabores extra�os, sin se�ales de haber sido atacados por par�sitos y carentes de mohos o insectos. Los garbanzos cocidos se conservan bien varios d�as en la nevera siempre que los guardes en un recipiente cerrado. Asimismo, se pueden adquirir envasados y ya cocidos lo que prolonga su conservaci�n durante meses.

Freson

28 10 07 - 01:37


De aspecto parecido a la fresa, aunque de mayor tama�o, el fres�n es el: fruto jugoso de una planta que crece en climas templados. El fres�n es una fruta cara fuera de temporada, su estaci�n abarca los meses de marzo, abril, mayo y junio, aunque las modernas t�cnicas de cultivo prolongan su presencia a lo largo de todo el verano y permiten su consumo, aunque m�s caro, en �pocas tan alejadas como las Navidades. Sus valores diet�ticos se concretan, cada 100 gramos, en 40 calor�as, 8 gramos de hidratos de carbono y un bajo n�mero de prote�nas y grasas. Entre sus vitaminas destacan la B1, la B2 y la C. Es un alimento rico en sales minerales, especialmente hierro y potasio, que son imprescindibles para la formaci�n de las c�lulas de la sangre. Su contenido en sodio tiene efectos beneficiosos. Para el sistema nervioso y su az�car es un poderoso desinfectante. El mercado ofrece el fres�n a granel y envasado en cestillos, que suelen pesar 100, 250 o 500 gramos. Cuando compres a granel, exige piezas de color rojo vivo, aspecto brillante, pulpa firme y aroma intenso, y comprueba que conserve el tallo y las hojas, dos elementos que ayudan a mantener fresca la fruta. Las piezas blandas, aplastadas y oscuras pueden valer para hacer confituras, pero nunca para tomar en crudo. Si compras el fres�n en cestillos, examina bien el envase y rechaza todo aquel que aparezca excesivamente empapado, se�al inconfundible de que al menos la fruta del fondo est� pasada e incluso enmohecida. Una vez en casa, vuelca el paquete en una fuente y separa las piezas da�adas para evitar que contagien el resto del conjunto. Luego, tras lavarlos y secarlos, puedes conservar los fresones varios d�as en la nevera dentro de envases de pl�stico bien cerrados. La limpieza del fres�n debe hacerse r�pidamente y conviene no cortarlos hasta el momento de su preparaci�n. Su preparaci�n y aplicaciones en la cocina son similares a las de las fresas; una vez lavados los fresones, puedes servirlos con zumo de naranja, moscatel, nata, leche condensada o crema de leche. Si los trituras, puedes emplearlos para preparar helados y confituras.

Frambuesas

27 10 07 - 00:34


El frambueso es una zarza que abunda en los bosques de llanura y monta�a. Se encuentra en toda Europa y Asia Oriental. En Espa�a se cultiva poco, aunque �ltimamente estamos asistiendo a un crecimiento espectacular en cuanto a su demanda, por lo que cada vez es m�s com�n su cultivo en las huertas. Esta planta prefiere las regiones templadas y los suelos h�medos y profundos. Las frambuesas son unas bayas de sabor menos agresivo y m�s aterciopelado que los fresones. La mayor�a maduran en verano y algunas en oto�o. Tambi�n las puedes encontrar congeladas. La mayor parte son de color rojo, pero la hay amarillas o negras, particularmente dulces. La frambuesa europea es la Rubus idacus. La variedad roja Strigosus es la conocida en Am�rica, y la negra es la Rubus occidentalis. Las frambuesas silvestres son m�s ricas de sabor pero menos carnosas que las cultivadas. Muchas variedades de estas �ltimas han perdido en sabor lo que han ganado en tama�o. El fruto de la frambuesa silvestre se puede distinguir con mucha facilidad de la zarzamora porque es m�s tierno en todas sus partes incluso en las espinas. La frambuesa aporta a la dieta 40 calor�as por cada 100 gramos. Las posibilidades vitam�nicas de esta fruta son comparables a las de los agrios porque presenta cantidades importantes de vitaminas de los grupos B y C. Pero es superior a ellos en calor�as por su alto contenido en hidratos de carbono, sales minerales, hierro, magnesio y calcio. Las frambuesas son ligeramente laxantes y diur�ticas y su consumo es aconsejable para aquellas personas que padezcan de reuma. En cambio, deben comerlas con moderaci�n quienes deban controlar su nivel de az�car en la sangre. En farmacia, las frambuesas se suelen utilizar a menudo para aromatizar preparados infantiles. Las frambuesas deben comerse pronto, pues su delicado aroma se evapora f�cilmente. Es preferible no lavarlas, basta con pasarles un trapo h�medo, tanto si son cultivadas como silvestres. Se pueden servir solas, con az�car, yogur, nata montada. Tambi�n se puede confeccionar con ellas deliciosas tartas, confituras y pasteles.

Faisan

27 10 07 - 00:32


El nombre de esta ave del orden de las gallin�ceas deriva del lat�n y su significado es �p�jaro del r�o Faris�. El fais�n es un ave de caza cuyo medio natural es el sotobosque o bosque h�medo, aunque la especie ha llegado a un cierto grado de domesticaci�n. Como todas las especies de caza menor, el fais�n s�lo puede cazarse en nuestro pa�s en �pocas determinadas, ya que es objeto de un per�odo de veda que suele extenderse desde finales del invierno hasta comienzos del oto�o siguiente. Sin embargo, los faisanes criados en granja pueden adquirirse durante todo el a�o. Los cazadores, por su parte, suelen asegurar que la carne de caza es m�s sabrosa en la estaci�n invernal que en verano, pero es dif�cil confirmarlo. En cuanto al sabor, la carne de fais�n es muy parecida a la de la perdiz. La mayor parte de las prote�nas que se consumen en la dieta occidental provienen de alimentos de origen animal. El fais�n pertenece a este grupo y sus prote�nas son de elevado valor biol�gico, ya que contienen una gran cantidad de amino�cidos esenciales. El potencial cal�rico del fais�n depende, en gran parte, de la forma en que se prepare. Por ejemplo, su carne asada aporta a la dieta 100 calor�as por cada 100 gramos. En otras formas de preparaci�n su alto nivel cal�rico es m�s elevado y, por tanto, no es un alimento recomendado en el r�gimen de aquellas personas que padezcan de obesidad e hipertensi�n. El fais�n a�ade a nuestra dieta considerables cantidades de potasio, de calcio y hierro. Por todas estas razones, se le considera un alimento muy completo. Siempre se ha considerado al fais�n como un plato de categor�a y est� presente en los men�s m�s refinados por el excelente sabor de su carne. Los gastr�nomos prefieren la hembra del fais�n o faisana por considerar su carne m�s suculenta y tierna que la del macho. Antes de prepararlo, el fais�n necesita una mortificaci�n, es decir, estar colgado al aire durante 3 o 4 d�as. Gracias a ello, la carne del ave se vuelve m�s tierna y adquiere su sabor y aroma caracter�sticos. Se deben colgar las piezas por el pico, sin desplumar y sin quitarles las v�sceras. Sabremos cu�ndo est� listo para ser cocinado cuando las plumas se desprendan con facilidad. El fais�n admite m�ltiples recetas, siempre asado y luego salseado. Es aconsejable servir junto al fais�n un vino con bastante cuerpo.

Espinaca

27 10 07 - 00:29


La temporada �ptima para esta hortaliza de origen persa abarca los meses de diciembre, enero, febrero y marzo. Existen variedades de invierno de hoja ancha y de verano de hoja m�s peque�a, ya que en esta �poca alcanza mayor desarrollo. El poder energ�tico de las espinacas es muy bajo: de 20 a 25 calor�as por cada 100 gramos. Es uno de los vegetales de mayor riqueza vitam�nica, ya que es muy alto su contenido en vitaminas A, B y C, tambi�n presenta un elevado �ndice de caroteno o provitamina A similar al de las zanahorias, teniendo asimismo un peque�o porcentaje de vitaminas E y K. Por su riqueza en f�sforo, magnesio, potasio y hierro, constituye un estupendo regenerador de los gl�bulos rojos. Es laxante y tambi�n se le atribuyen propiedades anticancerosas. Esta hortaliza es muy aconsejable en la dieta de ni�os y an�micos y es ideal para convalecientes, ancianos y mujeres embarazadas y personas con agotamiento. Es un alimento excelente para quienes sufren estre�imiento. Por el contrario, resulta contraindicada en casos de artritis, nefritis, gota y reuma. A la hora de elegir las espinacas escoge las de hojas tersas y firmes, que deben ser adem�s quebradizas y rechaza las estropeadas por la influencia del clima o por la acci�n de los insectos. Las que muestran un escaso desarrollo es posible que no est�n lo suficientemente maduras y carezcan de sabor. Por el contrario, las de gran tama�o suelen ser bastas y pesadas por lo que tienen m�s desperdicio. Las espinacas toleran muy bien la refrigeraci�n y la congelaci�n por lo que el consumo ha aumentado much�simo ya que se ha generalizado su comercializaci�n como producto congelado. El tiempo de cocci�n de la espinaca, es corto, no sobrepasa los 5 minutos en agua hirviendo y conviene sumergirla en un m�nimo de l�quido salado para que no se dispersen sus elementos nutritivos. Para las espinacas congeladas hay que seguir las instrucciones del fabricante. Una vez cocidas, hay que escurrirlas muy bien. Para conservar su intenso color verde es bueno mantener un hervor continuo y, una vez hechas, enfriarlas r�pidamente bajo el grifo de agua fr�a. Crudas forman parte de ensaladas y zumos, que mantienen intactas todas sus propiedades nutritivas. Cocidas se emplean en la elaboraci�n de pur�s, pasteles y cremas.

Esparrago

26 10 07 - 00:49


El esp�rrago es el brote tierno de la esparraguera, planta perteneciente a la familia de las li�ceas, cuyas yemas comestibles salen en la primavera. Es durante los meses de abril y mayo cuando se recogen los mejores ejemplares. La parte comestible del esp�rrago es el brote o yema y parte del tallo. Los m�s apreciados son los llamados esp�rragos trigueros o amargos, que brotan salvajemente entre trigales, m�s que por su sabor, por ser los �nicos frescos que permanecen en el mercado desde noviembre hasta abril. Los esp�rragos son un alimento muy poco energ�tico pues proporcionan al organismo solamente 23 calor�as por cada 100 gramos. Los esp�rragos son poco nutritivos, pero son refrescantes y muy sanos. Adem�s, conviene resaltar su valioso contenido en vitaminas A, B y C y en minerales como el cobre y el f�sforo. De digesti�n f�cil, los esp�rragos son bien tolerados por los est�magos m�s delicados. El aporte en f�sforo que da a la dieta explica la acci�n estimulante que este alimento tiene sobre el sistema nervioso y sus efectos mineralizantes para el esqueleto. Si se como acompa�ado de alimentos ricos en calcio como los cereales, por ejemplo, asegura la fijaci�n de �ste en los huesos. Por otra parte, se ha descubierto que es una de las verduras m�s ricas en rutina, sustancia antihemorr�gica. A los esp�rragos se len han atribuido numerosas propiedades en el campo de la medicina popular. Al ser un fuerte diur�tico, se usaban para ayudar a los ri�ones perezosos y para las dolencias de vejiga e h�gado. Se utilizaban tambi�n como medicamento para la hidropes�a, y como se vio que calmaban las palpitaciones, se prescrib�an para el coraz�n. Los esp�rragos se venden en manojos. Comprueba que los tallos est�n crujientes y las yemas compactas y cerradas, ya que son garant�a de su corte reciente. Se deben tomar muy frescos y la forma de preparaci�n var�a seg�n la clase. Los verdes se cortan con la mano, aprovechando s�lo la parte que se casca con facilidad, y luego se cuecen, fr�en o emparrillan. Los blancos, despu�s de eliminar la parte fibrosa, se pelan y cortan con el mismo tama�o y se cuecen en agua salada hirviendo unos 30 minutos y se sirven fr�os o templados, acompa�ados de mayonesa o vinagreta o de cualquier otra salsa. Tambi�n se pueden hacer pasteles de esp�rragos.

Endibia

26 10 07 - 00:46


La endibia, una verdura de agradable presencia, es, en realidad, el coraz�n que se extrae de una planta de la familia de las compuestas. De forma puntiaguda y cil�ndrica, est� compuesta por una sucesi�n de apretadas hojas superpuestas de color blanco que se vuelve amarillo en las puntas. Una caracter�stica de esta verdura es su extrema limpieza, lo que hace totalmente aprovechable el fruto, ya que no es necesario retirar ninguna de sus hojas, incluidas las externas, como ocurre con otras hortalizas, como la lechuga y la escarola. Tiene la endibia un marcado sabor dulce, jugoso, crujiente y refrescante. Aunque en algunas variedades es ligeramente amargo. La endibia aparece en el mercado desde primeros de a�o hasta finales de septiembre, siendo su temporada �ptima la que abarca los meses de invierno y la primavera. De todas formas, en la actualidad los cultivos de invernadero nos permiten contar con ellas durante todo el a�o. Por su escaso valor nutritivo resulta ideal para las dietas de adelgazamiento, porque su consumo no aporta m�s que 17 calor�as por cada 100 gramos, frente a las 27 que generalmente ofrecen las dem�s hortalizas. Por el contrario, su contenido en minerales como el calcio, el f�sforo, el hierro y vitaminas tambi�n es m�s bajo que los registrados en verduras de mayor consumo. Para aprovechar al m�ximo sus limitadas cualidades nutritivas, es importante tener en cuenta que la endibia no debe estar expuesta a la luz durante mucho tiempo, ya que sus hojas pierden textura, se arrugan y adquieren un color verdoso. Adem�s, se resiente su sabor caracter�stico. Las endibias pueden presentarse a la mesa formando parte de una ensalada, como complemento de platos fr�os o calientes, hervida y acompa�ada con salsa mahonesa o vinagreta o envuelta en lonchas de jam�n y asada al horno. En crudo, su sabor combina muy bien con las salsas de yogur o queso. A pesar de que la endibia es una verdura muy limpia, siempre es aconsejable desprender las hojas una a una, pasarlas por un chorro de agua fr�a y escurrirlas antes de su utilizaci�n. Manteni�ndolas a temperatura adecuada en un lugar fresco o en el frigor�fico pueden conservarse varios d�as.

Cordero

26 10 07 - 00:44


Se conoce con el nombre de cordero a la cr�a de oveja que a�n no ha cumplido el a�o de edad. A partir de entonces a la hembra se la llama oveja y al macho, carnero. Su coste, la estacionalidad y la costumbre de reservarlo para grandes celebraciones han supuesto durante mucho tiempo la limitaci�n de su consumo habitual; no obstante, la industria alimentaria y m�s concretamente los avances en el terreno de la congelaci�n permiten hoy en d�a una presencia constante en los mercados a un precio muy razonable. El cordero es un alimento de gran tradici�n que destaca por su carne tierna, fuerte y sabrosa. El cordero seg�n la edad de matanza recibe nombres distintos: el lechal es el animal alimentado s�lo con la leche y sacrificado antes de llegar al mes y medio. Su peso oscila entre los 4 y los 6 kilos. Es el m�s apreciado y tambi�n el que suela ser m�s caro; el ternasco es el que se sacrifica antes de los cuatro meses y su peso es inferior a los 13 kilos. La carne est� mas hecha que en el caso anterior, es de color m�s intenso, algo menos tierna y adem�s contiene mayor cantidad de grasa; el cordero pascual vive entre cuatro y doce meses y su peso en canal no sobrepasa los 8 kilos. Es el m�s f�cil de encontrar. La carne de cordero es nutritiva y de f�cil digesti�n, rica en prote�nas de primera calidad y con un elevado contenido graso, proporciona de este modo un gran valor alimenticio. Adem�s, ofrece a la dieta vitaminas, sobre todo del complejo B, sales minerales como el f�sforo y el hierro y pocos hidratos de carbono. Est� recomendada muy especialmente en la alimentaci�n infantil, porque favorece el crecimiento en los primeros a�os de vida. Por el contrario, no est� indicada para casos de gota o insuficiencia renal. Al comprar cordero debemos elegir carne magra de color rojo brillante. La grasa debe ser blanca y cremosa. Los huesos deben estar h�medos y blancos en las articulaciones. La carne del cordero se vende con la grasa, ya que el peque�o tama�o del animal no permite separarla como ocurre en otras especies. Las piezas m�s apreciadas y caras son la pierna, la paletilla y las chuletitas, pero tambi�n son interesantes la falda, el pecho, las manos, el pescuezo y el rabo, que sirven para guisar, estofar y preparar menestras y arroces. Las piezas m�s tiernas se pueden cocinar a la parrilla o al horno y las menos tiernas, pero m�s sabrosas, estofadas o guisadas.

Coliflor

25 10 07 - 00:13


Es un miembro importante de la familia de las coles. La coliflor es una planta de tallo carnoso y hojas anchas y lisas. Se trata de un producto anual, propio del oto�o y del invierno que presenta numerosas variedades, clasificadas en diferentes grupos que reciben el nombre de su pa�s de origen. La coliflor tiene un contenido bajo en calor�as ya que s�lo aporta 32 por cada 100 gramos. A pesar de las pocas calor�as que aporta a la dieta es muy rica en vitamina C y A que protege las mucosas y la vista y contiene tambi�n la vitamina E que es la del crecimiento y la vitamina K llamada antihemorr�gica. La gran cantidad de minerales que posee como el calcio, el magnesio y el potasio convierten a este alimento en un benefactor para los huesos, la piel, el pelo y las u�as. En cambio, al ser muy indigesta no es recomendable para personas con el est�mago delicado y para ni�os peque�os, y por ello a este tipo de personas en el caso de que quieran comerla, se les aconseja, como medida de precauci�n, que durante la cocci�n, al primer hervor, cambien el agua ya que es un buen sistema para lograr que esta hortaliza sea m�s digestiva. Elige una coliflor que tenga los ramos prietos y blancos; y si es posible es mejor comprarla con las hojas exteriores verdes porque se conserva mejor. La podemos conservar varios d�as en el caj�n de verduras del frigor�fico. Las manchas, el color amarillo, el desarrollo excesivo y disperso y la flaccidez denuncian que el alimento est� en mal estado, fibroso y carente por completo de propiedades nutritivas. A fin de conseguir que sus vitaminas se conserven al m�ximo no debe dejarse la coliflor en el agua. Desde un punto de vista culinario los modos m�s saludables de prepararla son o bien hervida con patatas, o en forma de pur� ya que en estas condiciones es m�s f�cil de digerir y aconsejable para todas las personas. Frita, estofada, gratinada o preparada con distintas salsas es m�s alimenticia, pero m�s indigesta y desaconsejable para aquellas personas que no toleran las grasas. La coliflor ofrece grandes posibilidades culinarias, es id�nea para acompa�ar con vinagreta, mayonesa, aceite y ajo frito, bechamel y salsa de tomate. Y de excelentes resultados en pasteles, o en �soufles� y resulta exquisita rebozada.

Codorniz

25 10 07 - 00:11


La codorniz es un ave de peque�o tama�o, la menor del grupo de aves de caza, de plumaje de color ante con rayas en tonos m�s oscuros. Vive en libertad en cotos, prados, montes y matorrales y es muy apreciada por cazadores y gastr�nomos. Esta ave tiene un per�odo de veda abierta que abarca los meses de oto�o y parte del invierno. Su presencia en el mercado est� asegurada durante todo el a�o, debido a su crianza masiva en granjas donde crecen y se alimentan de igual modo que los pollos y las aves dom�sticas. Las calor�as van directamente relacionadas con el proceso de preparaci�n. As�, las codornices hechas a la plancha o asadas aportan a la dieta 66 calor�as por cada 100 gramos, mientras que fritas aportan 86 calor�as. La carne de codorniz contiene niacina, adem�s de prote�nas, grasas y hierro. El �xito del plato pide ejemplares j�venes y grasos. La edad en las aves sin desplumar se conoce por la dificultad en el desprendimiento de las plumas, y ser� tanto m�s joven cuanto m�s cueste arrancarlas. Las codornices de granja, por su parte, tienen la edad garantizada y se venden ya preparadas y sin despojos; en algunos casos los despojos forman parte integrante del plato. Estas piezas que presentan una carne menos fibrosa no necesitan sufrir el per�odo de mortificaci�n imprescindible en las aves reci�n cazadas y ofrecen pocas dudas en lo que a su juventud se refiere. El proceso de mortificaci�n se lleva a cabo colgando el animal del pico, sin desplumar ni desviscerar, en un lugar seco y ventilado durante unos d�as. La codorniz est� lista para el fuego cuando las plumas de la cola se arranquen con facilidad. Su carne es perfecta para asar, escabechar y guisar, y combina con arroces y pochas o jud�as tiernas. El asado, en horno o cazuela, pide un acompa�amiento de grasa que puede ser aceite, manteca, mantequilla o lonchas de tocino para impedir que la carne se seque durante la cocci�n. Por eso el tiempo de cocci�n es bastante reducido, alrededor de 15 a 30 minutos. Los mejores acompa�antes de la codorniz son la salsa de chocolate, la salsa de frutas como uvas, manzanas o albaricoques, el jugo de la cocci�n enriquecido con vino y el caldo de los menudillos, las patatas asadas, las coles de Bruselas, los nabos, las zanahorias y los cortezones de pan frito.

Coco

25 10 07 - 00:09


Es el fruto de un �rbol llamado cocotero que pertenece a la familia de las palmeras. El coco tiene varias cubiertas: la primera es de color amarillo o verde; la segunda, de un cierto grosor, est� compuesta de fibras le�osas adheridas a la c�scara y, dentro de ella, est� la parte comestible, que es de color blanco intenso y de consistencia dura. En la parte central se encuentra un l�quido dulce y transparente que se denomina �agua de coco�. Dada la enorme facilidad de conservaci�n y de transporte de esta fruta, es un alimento que est� presente en los mercados durante todo el a�o. Desde el punto de vista nutritivo, su cualidad m�s llamativa es su elevada cantidad de calor�as. La carne de coco, muy rica en grasa vegetal, aporta unas 300 calor�as cada 100 gramos. El agua de coco, por el contrario, tiene un valor cal�rico pr�cticamente insignificante. Pese a ser pobre en vitaminas, el coco posee abundantes sales minerales como sodio, potasio, hierro, cobre, etc. Tambi�n posee hidratos de carbono, por lo que su consumo representa una importante fuente de energ�a para el organismo humano. Aunque el coco no presenta propiedades medicinales relevantes, la planta de donde procede es una de las m�s aprovechadas por el hombre de cuantas existen en el mundo, ya que casi todas sus partes tienen alguna aplicaci�n notable. De aqu� que el cocotero sea el protagonista de infinidad de remedios primitivos y que cuente con la devoci�n de los nativos que viven en tierras tropicales. En el momento de la compra conviene sacudirlo para o�r un sonido de agua, se�al de que no est� seco. Para abrirlo, se hacen dos agujeros en la corteza y se escurre el jugo en un vaso. A continuaci�n se parte el coco con un golpe de partillo, se suelta la carne y se le quita la pel�cula marr�n que lleva adherida. Se puede comer la pulpa como fruta o golosina o rallarla. El coco rallado y seco se utiliza mucho en la confecci�n de reposter�a y postres. Se suele consumir en crudo, tras cortar la c�scara dura por la mitad y luego la carne en gajos o tiras, a lo largo. Para despegar la carne de la c�scara, lo mejor es separarla con la punta de un cuchillo afilado.

Ciruelas

24 10 07 - 00:37


La ciruela es el fruto del ciruelo, �rbol de la familia de las Ros�ceas que alcanza los 5 metros de altura. Esta familia incluye m�s de 2.000 especies de plantas herb�ceas, arbustos y �rboles distribuidos por las regiones templadas de todo el mundo. Las principales frutas europeas, adem�s del rosal, pertenecen a esta gran familia. Se presenta en una amplia gama de tama�os, formas, colores y sabores que dependen de la variedad.
Las ciruelas son originarias del C�ucaso, Anatolia en Turqu�a y Persia en Ir�n. Los principales pa�ses productores son Argentina, Chile, Sud�frica, Estados Unidos y, en Espa�a, destaca su cultivo en Arag�n, en la zona mediterr�nea y en las provincias de Sevilla y L�rida. En funci�n del color de su piel, las ciruelas pueden clasificarse en amarillas, rojas, negras y verdes.
Al comprar ciruelas hay que asegurarse de que sean firmes, no est�n estropeadas y est�n cubiertas de un ligero polvillo mate. Si se cogen directamente del �rbol, se sabe que est�n maduras cuando sacudiendo ligeramente el �rbol cae alg�n fruto. La ciruela, una vez ha alcanzado su punto de saz�n, no dura m�s de dos o tres d�as. Si se compran verdes, conviene dejarlas a temperatura ambiente para que maduren. Una vez en el hogar deben guardarse en el frigor�fico durante pocos d�as. Antes de consumir las ciruelas, conviene lavarlas con cuidado ya que normalmente se consumen con piel.
El principal componente de las ciruelas es el agua, seguido de los hidratos de carbono, entre los que destaca la presencia de sorbitol, de leve acci�n laxante. El aporte de vitaminas no es relevante, aunque destaca su contenido moderado en provitamina A que es m�s abundante en las de color oscuro y vitamina E que interviene en la estabilidad de las c�lulas sangu�neas y en la fertilidad, ambas de acci�n antioxidante. La provitamina o beta caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme �ste lo necesita. La vitamina A es esencial para la visi�n, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunol�gico. En lo que se refiere a su contenido de minerales, son ricas en potasio. El potasio, es un mineral necesario para la transmisi�n y generaci�n del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la c�lula. Se caracterizan por poseer antocianos que son unos pigmentos de acci�n antioxidante y antis�ptica y �cido m�lico. Este �cido org�nico forma parte del pigmento vegetal que proporciona sabor a la fruta. As� mismo, su abundancia de fibra y otros componentes laxantes como el sorbitol y los derivados de la hifroxifenilxantina, mejora el tr�nsito intestinal.

Chirimoya

24 10 07 - 00:35


Es un fruto grueso de forma c�nica acorazada. Su tama�o var�a entre el de una pera grande y el de un mel�n. Su piel es de color verdoso claro y de superficie escamosa. Su pulpa es blanca y cremosa, con ligeros grumos transparentes y abundantes pepitas de color negro brillante. El sabor de su carne es dulce, con un casi imperceptible toque �cido, que es reconocido por muchos brit�nicos como uno de los tres mejores del mundo. Al consumirse, su sabor evoca lejanos sabores tropicales. Al tratarse de un fruto subtropical es de dif�cil aclimataci�n en nuestro pa�s, donde s�lo prospera en zonas muy concretas de la costa granadina. Las variedades m�s cultivadas y apreciadas por su buena calidad en Espa�a son Jete, de poca semilla y muy dulce. Campas, Negrito y Pinchudo, variedades tambi�n muy apreciadas, as� como las Blanco y Cristalino, las de menor cultivo. Aunque su presencia en el mercado se mantiene desde final de septiembre hasta marzo, la chirimoya alcanza su estado �ptimo en los meses de oto�o, cuando ha tenido calor para alcanzar su maduraci�n. Posee grandes cantidades de vitamina C, es muy pobre en grasa y tiene un alto contenido en sales minerales e hidratos de carbono, siendo importante su riqueza en az�car. Por su contenido en vitamina C ayuda al mantenimiento de la resistencia de enfermedades bacterianas y v�ricas, a controlar el nivel de colesterol, en la formaci�n de dientes y huesos, en la producci�n de hormonas antiestress, etc. Debe adquirirse en su punto, pues tiene un corto per�odo de resistencia, entre cinco y ocho d�as, como m�ximo. El fr�o es su mayor enemigo, no siendo recomendable su conservaci�n en el frigor�fico, ya que se corta su proceso natural de maduraci�n. No obstante, justo reci�n cosechada, la chirimoya admite temperaturas de 7 y 8 grados como m�nimo, lo que asegura al fruto una mayor resistencia. La chirimoya no tiene otra aplicaci�n que ser consumida al natural, y para ello debe estar en �ptimas condiciones. Su carne es muy dulce y perfumada, con un toque de acidez que recuerda la pi�a, la fresa o la pera. Como ya hemos dicho, su mayor enemigo es el fr�o, por lo que debes evitar conservarla mucho tiempo en la nevera, donde se ablanda en exceso y se pudre con facilidad.

Cerezas

24 10 07 - 00:33


Este fruto se obtiene del cerezo, que es un tronco liso cuya madera, de color casta�o claro, es muy apreciada en ebanister�a. Los cerezos se han ido extendiendo por todo el mundo durante siglos aunque se desconoce d�nde se empezaron a consumir sus frutos por vez primera. En Asia Menor han existido grandes extensiones de cerezos desde la antig�edad. Para los griegos, las cerezas simbolizaban la belleza. Por su parte, los romanos fueron los que extendieron su cultivo en Europa. La cereza es un fruto de hueso casi redondo de unos dos cent�metros de di�metro, piel lisa de color encarnado, m�s o menos oscuro, y un rabillo largo. Su pulpa es muy jugosa. Las cerezas pueden verse en los mercados de abril a septiembre, aunque es en los meses de verano cuando son m�s abundantes. Podemos distinguir entre las de coraz�n blanco, amarillas y rojas con carne firme, y las de coraz�n negro, granates o rojas oscuras, con una carne blanda y jugosa. Cada 100 gramos de cerezas crudas aportan a la dieta unas 33 calor�as. Las cerezas poseen un alto contenido en carbohidratos, vitamina A y potasio. En los siglos XV y XVI, las cerezas ya eran valoradas por sus cualidades medicinales y se inclu�an a menudo en los botiquines de medicina. Se ha demostrado que las cerezas ayudan a prevenir la formaci�n de �cido �rico y son �tiles en el tratamiento de gota y artritis. Parece ser que tambi�n ayudan a hacer la digesti�n. La cereza es una fruta delicada y al comprarla debe estar bien madura, con tallos verdes y duros y carne firme y seca. Es mejor comprarla suelta que en cestitas, ya que estas �ltimas pueden estar m�s tocadas. Se pueden conservar en el frigor�fico durante varios d�as. Antes de comerlas, debes lavarlas bien. Crudas resultan un postre delicioso. Tambi�n se pueden utilizar en tartas o pasteles. Una vez deshuesadas, resultan muy apropiadas para salsas de carnes de caza, soufl�s, compota sola o con otras frutas, en vino tinto, bu�uelos, ensaladas de frutas, etc. Con las cerezas tambi�n puedes elaborar licor dej�ndolas macerar unos meses en una botella con aguardiente.

Cerdo

23 10 07 - 01:01


En Espa�a se comercializan dos tipos principales de cerdo: el blanco y el ib�rico. El cerdo blanco es el de mayor rendimiento. Su carne es m�s magra que la del cerdo ib�rico, con menor contenido en grasa. El cerdo ib�rico, alimentado con bellotas, se destina sobre todo a la industria de los embutidos, dando unos productos de extraordinaria calidad. Su carne es considerablemente m�s sustanciosa que la del cerdo blanco, pero abunda menos en nuestros mercados. Se conoce con el nombre de cochinillo, tost�n o lech�n seg�n las zonas en las que se cr�a el cerdo durante su primer mes de vida. Desde el punto de vista comercial, la clasificaci�n del despiece del cerdo en el mercado se realiza como sigue. Extra: cinta de lomo, solomillo. Primera: magro de pierna trasera o jam�n, chuletas de ri�onada y de lomo. Segunda: paletilla, chuletas de aguja. Tercera: tocino, careta, morro, papada, oreja, codillo, rabo, pie, panceta. El poder cal�rico de la carne de cerdo depende de su calidad. As�, la carne de primera aporta unas 174 calor�as por cada 100 gramos mientras que la de tercera supera las 300. Adem�s es muy rica en grasas y prote�nas y por ello se desaconseja a aquellas personas que deseen seguir un r�gimen de adelgazamiento. Es una buena fuente de vitaminas, especialmente del grupo B en las piezas grasas y en sales minerales tales como el f�sforo, el hierro y calcio. El cerdo tiene la desventaja de digerirse con bastante m�s dificultad que la carne de vaca o de cordero, siendo su consumo poco adecuado para ni�os y personas mayores. Tampoco es aconsejable para los hipertensos y para aquellos que padecen de exceso de colesterol. Por su elevado �ndice de grasa se aconseja un consumo prudente y medido ya que el abuso de prote�nas de origen animal y de grasas saturadas tiene repercusiones nocivas en la salud. El cerdo es un alimento que debe guardarse como m�ximo dos o tres d�as en la nevera y que est� presente en los mercados durante todo el a�o. La carne debe ser firme y seca, de consistencia tersa, olor agradable y grasa cremosa y blanca. Adem�s, es un producto econ�mico con una enorme versatilidad para combinar con vegetales, carnes, pescados, huevos, legumbres, etc.

Cebolla

23 10 07 - 00:54


La cebolla es el bulbo de una planta perteneciente a la familia de las lili�ceas y que se caracteriza por sus hojas largas y cil�ndricas. Seg�n la cantidad de sol que reciba, el sabor de la cebolla ser� m�s fuerte y picante o m�s suave. Las m�s dulces son las de climas m�s soleados. Por el contrario, las que se han criado con poco sol son las m�s picantes. En Espa�a, las cebollas est�n presentes en los mercados durante todo el a�o gracias a las cosechas de Levante y Canarias. Este bulbo tiene un bajo contenido cal�rico aportando a la dieta unas 20 calor�as por cada 100 gramos. La cebolla contiene vitamina A, niacina o �cido nicot�nico y vitamina B2. Al igual que ocurre con el ajo, se trata de un alimento san�simo y de gran importancia en nuestra dieta. Concretamente, la cebolla purifica el organismo, tiene la propiedad de estimular la secreci�n biliar, convirti�ndose en un alimento indicado en los trastornos biliares. Adem�s, por su elevado contenido en fibra, facilita la digesti�n, ayudando por lo tanto a aquellas personas que tienen una digesti�n lenta o sufren de estre�imiento. Por el contrario, la cebolla tomada en crudo no se aconseja a aquellas personas que padecen, gastritis, �lceras u otros trastornos estomacales. A la hora de ir al mercado sabr�s si una cebolla est� o no en buenas condiciones si est� entera, sana, limpia, dura y sin da�os visibles. Debes rechazar aquellas piezas que empiecen a echar tallos o que desprendan un olor extra�o. Este bulbo es muy utilizado en la cocina en ensaladas, guisos, sopas, salsas. En cuanto a su preparaci�n, se puede comer cruda, frita o asada. Las variedades m�s conocidas son las blancas y las rojas. Sus respectivas caracter�sticas determinar�n que se use una clase u otra para ciertos platos. Entre las blancas destacan las cebollas tiernas, de sabor fino y suave, que se utilizan en la preparaci�n de ensaladas y estofados. Tambi�n pertenecen a esta clase las cebollitas que se conservan en vinagre. La cebolla blanca, grande y de sabor dulce, es la m�s indicada para freir o para hacer sofritos. Las cebollas rojas o moradas, m�s fuertes de sabor que las blancas, se emplean en guisos y salsas.

Cava

23 10 07 - 00:50


El cava , el vino espa�ol s�mbolo de fiestas y celebraciones, es un espumoso natural, hecho a base de vino blanco, levadura y az�car que se elabora mediante un sistema conocido internacionalmente como m�todo champenoise, que consiste en realizar todo el proceso, desde la toma de espuma hasta la eliminaci�n de la levadura, dentro de la misma botella. Hay varios tipos de cava: semi-seco, seco, brut y brut nature. A los dos primeros se les a�aden una gramos de az�car, menos en los bruts y nada en los natures. Para la elaboraci�n del cava se emplean tres tipos de uva. Macabeo, Xarello y Parellada. El vino que se obtiene tras la fermentaci�n del mosto se embotella. Las botellas permanecen durante un m�nimo de 9 meses en profundas cavas. En este per�odo tiene lugar una segunda fermentaci�n que forma el gas que distingue a este tipo de vino. El cava tiene un elevado contenido cal�rico. A estas calor�as se las denomina calor�as alcoh�licas vac�as y sustituyen en la dieta a las de otros alimentos m�s valiosos para nuestro organismo . El tipo de cava determinar� el aporte de calor�as. Cuanto m�s az�car, m�s calor�as. El cava, adem�s , tiene una graduaci�n alcoh�lica que oscila entre los 10,8 grados y los 12,8 grados. No todo vino espumoso es un cava. El granvas es un vino blanco que tambi�n ha tenido una doble fermentaci�n, pero sin pasar por las bodegas subterr�neas. Para distinguirlos, no hay m�s que mirar el tap�n: si lleva una estrella de cuatro puntas es un cava, si aparece un redondelito es un granvas, y si lleva un tri�ngulo es un vino gasificado. Al comprarlo se recomienda comprobar su etiqueta, poniendo especial atenci�n en la denominaci�n de origen. En cuanto a su conservaci�n y consumo, hay que tener en cuenta los siguientes puntos: guardar el cava en un lugar fresco y poco iluminado, mantener las botellas en sentido horizontal para que el tap�n no pierda humedad, servirlo en copas para que no se disperse el aroma y beberlo a una temperatura que oscile entre los 6 y los 8 grados. La costumbre de tomar el cava al final de la comida es err�nea porque el paladar ha perdido sensibilidad para apreciar sus cualidades. Es mejor tomarlo como aperitivo o a lo largo de toda la comida.

Castaña

22 10 07 - 00:31


La casta�a es el fruto del casta�o dulce, �rbol cuyo nombre parece derivar de Kastanea. La altura del casta�o puede llegar a alcanzar los 30 metros, y su madera es muy apreciada para la construcci�n. El clima templado favorece el crecimiento de este fruto, por lo que las regiones mediterr�neas como Italia, Grecia y Espa�a son sus mayores productores, y tambi�n se da con facilidad en el este y sur de Estados Unidos. Aunque se trata de un fruto tradicionalmente identificado con el invierno, las casta�as se cosechan en septiembre, manteni�ndose en los mercados hasta cerca de marzo, ya que se mantienen perfectamente. La casta�a tiene forma redondeada y m�s plana a lo largo de uno de sus lados. De mayor tama�o que la nuez, la casta�a tiene una c�sscara de color marr�n oscuro, dura, le�osa y una almendra dulce de agradable sabor, de color amarillento. En su estado natural el fruto se halla rodeado de un erizo cori�ceo y espinoso, que cae cuando est� maduro. Hay distintas variedades de casta�os una de las m�s apreciadas es el casta�o espa�ol. Tambi�n se cultivan entre otros, el casta�o monta��s, el de pasta, el rojizo y el silvestre. Es un fruto cal�rico aportando a la dieta 170 calor�as por cada 100 gramos. Contiene vitaminas del complejo B; la riboflavina y la niafina. Se trata de un fruto de importante valor energ�tico por su alto contenido en carbohidratos y contiene tambi�n grasas y sales minerales. La casta�a es un alimento adecuado en �pocas de crecimiento y no aconsejable en dietas adelgazantes. Su utilizaci�n es muy variada. Pueden consumirse frescas y crudas como simple entretenimiento, o cocinadas en las m�s elaboradas recetas. Suelen presentarse cocidas o asadas, ya sea enteras o en pur�, como guarnici�n de algunos platos de carne. Son muy utilizadas en reposter�a, acompa�ando a otros ingredientes o como plato base. En Italia son cl�sicas las preparadas con vino, y en Francia son famosos los marrons glac�s, casta�as cocidas y conservadas en alm�bar que son la delicia de los golosos. Las casta�as pilongas son muy apreciadas y utilizadas durante todo el a�o.

Cardo

22 10 07 - 00:29


Aunque parezcan gigantescos apios, los cardos son parientes de las alcachofas. Como alimento tuvo un enorme prestigio en la antigua roma, donde se la consideraba una hortaliza de gran calidad, y aunque sigue teniendo un buen cartel, la dificultad de su limpieza y lo complicado de su preparaci�n retrae un poco su consumo. La �poca en la que la calidad del cardo alcanza su m�ximo nivel va de noviembre a enero. Aporta a la dieta escasa cantidad de calor�as siendo su contenido energ�tico de 24 calor�as por cada 100 gramos. Entre sus principales nutrientes hay que destacar un alto contenido de celulosa, calcio, potasio y vitamina B. Por su elevada proporci�n de agua , su considerable cantidad de prote�nas y fibra es un alimento id�neo como regulador de las funciones digestivas. En la compra, evita los cardos excesivamente grandes y elige las piezas blancas y tersas, sin manchas, golpes o cortes. Conviene prepararlos con rapidez para evitar p�rdidas de nutrientes aunque, si lo prefieres, puedes congelarlos. El cardo es una hortaliza de consistencia dura y fibrosa que necesita una preparaci�n minuciosa y un tiempo de cocci�n prolongado. Aunque durante su cultivo es tratado especialmente para que pierda gran parte de su caracter�stico sabor amargo, suele ser duro y dif�cil de preparar. Muchas personas, no obstante, la consideran como una de las verduras m�s sabrosas y delicadas de cuantas ofrece la huerta espa�ola. Para cocinar, hay que elegir las pencas interiores m�s blancas y tiernas, eliminar las p�as y hebras, frotar con lim�n para evitar que se ennegrezcan y cortarlas en formas regulares. La cocci�n se realiza en un caldo especial hecho con agua, sal, harina, zumo de lim�n y grasa, y dura alrededor de dos horas. Recuerda que puedes comprar el cardo en conserva. �nicamente necesita que lo calientes y acompa�es de una salsa. Es excelente y te ahorra una gran cantidad de tiempo. Una vez cocido y escurrido, puedes servirlo de distintas maneras: con mantequilla y lim�n, con salsa de almendras, rehogado con aceite y ajo picado, con bechamel, en salsa blanca, gratinado, rebozado o frito.

Calabaza

22 10 07 - 00:26


La calabaza es una hortaliza procedente de la India que se engloba en el grupo de las hortalizas. Las variedades comestibles pueden tener forma alargada o redondeada y colores que van del amarillo al naranja, a veces veteadas de verde. La corteza tan dura que parece de madera, contiene la pulpa de color amarillo p�lido o naranja intenso y las semillas tambi�n comestibles. La variedad de calabaza m�s empleada es la grande, redonda y de color amarillo fuerte. Debido a sus variedades se puede encontrar fresca en los mercados desde el mes de abril al mes de diciembre, y si sumamos a esto su f�cil conservaci�n por largos per�odos de tiempo estar� presente en ellos casi todo el a�o. La calabaza aporta tan s�lo 30 calor�as por cada 100 gramos. La calabaza es un alimento rico en vitamina C, teniendo tambi�n cantidades apreciables de vitaminas A y B. Esta considerada como un alimento regulador o complementario, como la mayor�a de los alimentos de origen vegetal, debido a que aporta a la dieta abundantes cantidades de fibra, vitaminas, enzimas y pigmentos. Su contenido de fibra hace que sea un alimento �til contra el estre�imiento, y su bajo aporte cal�rico y la escasez de hidratos de carbono en su composici�n la convierten en un alimento muy recomendable para la dieta de los diab�ticos y obesos. Por el contrario, su dif�cil digesti�n convierten a la calabaza en un alimento poco adecuado para aquellas personas que tengan problemas en el aparato digestivo. Al ir al mercado, procura elegir la calabaza que est� entera, fresca, sana, firme y limpia; exenta de da�os causados por insectos y par�sitos, sin magulladuras ni grietas y exenta de colores y sabores extra�os. En Espa�a se utiliza sobre todo en reposter�a, transform�ndola en cabello de �ngel. Tambi�n se consume en forma de compota o mermelada. Con la calabaza pueden prepararse sopas y cremas, as� como infinidad de entrantes y guarniciones para carnes. Asimismo, sus semillas saladas son muy apreciadas como fruto seco. Fuera de nuestro pa�s, la calabaza se consume tambi�n en forma de horchatas y de ella incluso se extrae aceite.

Caballa

21 10 07 - 01:16


La caballa es un pescado azul de precio muy asequible, de carne oscura y prieta, forma ahusada y color gris plata con dibujos oscuros en el lomo. Se vende ahumada y fresca, y se pesca durante todo el a�o, pero es en primavera y verano cuando forma bancos mayores y cuando su carne es menos grasa. Rica en grasas, la caballa es un alimento muy energ�tico, de gran valor nutritivo; cada 100 gramos proporcionan 148 calor�as, 19 gramos de prote�nas y 8 gramos de grasas. De entre sus minerales y vitaminas destacan el calcio, la B2, D y PP. La caballa tiene fama de indigesta por su gran contenido en grasa, pero s�lo si se toma en cantidades desmesuradas. Ingerida de forma discreta, no causa ning�n problema y, adem�s, ayuda a mantener un porcentaje aceptable de colesterol. Los signos externos que garantizan su frescura est�n presentes en las agallas, ojos y piel, que deben aparecer relucientes. Desconf�a de la caballa que presente un tacto blando y un aspecto poco brillante. No hay que confundirla con el estornino, un pez de aspecto y talla similar. Este posee unos puntos negros que recorren todo su lomo longitudinalmente. Para evitar que pierda su sabor te aconsejamos que la laves con agua salada. Es muy importante someter el pescado a un chorro de agua fr�a durante el menor tiempo posible. Como sucede con todos los pescados, y m�s en concreto con los azules, la caballa se deteriora con facilidad, lo que obliga a comprarla muy fresca y a prepararla con rapidez, a no ser que se conserve en el congelador. Este pescado se adapta muy bien a numerosas preparaciones: conservada en aceite de oliva es un bocado exquisito. Tambi�n suele prepararse a la parrilla, en salsa, en adobo, as� como simplemente hervida y servida con mayonesa. Es muy buena cocida con aceite y vinagre o lim�n. En compa��a de patatas y regada con una salsa de ajos con piment�n es todo un descubrimiento gastron�mico. Escabechada y cocinada en el grill, y servida fr�a, es un plato fuerte, sustancioso, pero elegante, apto para acompa�ar con una ensalada. Tambi�n queda muy bien acompa�ada con chicharrones.

Brecol

21 10 07 - 01:15


Se trata de una hortaliza cruc�fera, miembro de la familia de la mostaza. Aunque procede de la misma especie silvestre que dio origen a las coles y coliflores, se diferencia de �stas en que su forma es menos apretada y tiene varios brotes o ahijados que terminan en botones florales o pellas, formando una cabeza de forma irregular y aplanada como si fuera un paraguas. Sus hojas pueden ser de colores diferentes y van del verde oscuro azulado al rojizo o morado. En climas templados se pueden conseguir dos cosechas al a�o: la primera plantaci�n tiene lugar despu�s de las �ltimas heladas y la segunda en verano; su recolecci�n se produce entre octubre y mayo. Como otras verduras de su misma familia, este alimento tiene un contenido cal�rico muy bajo, aportando a la dieta tan s�lo 30 calor�as por cada 100 gramos. Como cualquier otro alimento de origen vegetal, el consumo del br�col aporta al organismo cantidades importantes de celulosa, minerales y vitaminas. Es rico en vitaminas A, B, C, teniendo en su composici�n abundantes cantidades de sodio, hierro, magnesio y calcio. El br�col es un alimento indicado en dietas de adelgazamiento debido a la escasa cantidad de calor�as que aporta y es beneficioso para las infecciones por su alto contenido en vitamina C. Como todas las verduras que contienen abundante fibra, disminuye la absorci�n intestinal de colesterol y previene la aparici�n de c�ncer de colon. Aquellas personas que tengan el est�mago delicado o que padezcan trastornos gastrointestinales deben ir con cuidado a la hora de consumir br�col, ya que su digesti�n en ocasiones no es f�cil, debido sobre todo a su elevada cantidad en fibra, lo que, en ocasiones, favorece la aparici�n de gases. Aunque cuando est� muy tierno se puede consumir en crudo formando parte de una ensalada, la manera m�s habitual de prepararlo es hervido o guisado, como plato individual o como guarnici�n de carnes y pescados. Una de las ventajas del br�col es que no despide olor al cocinarlo. Al adquirirlo, debes desechar las cabezas lesionadas o aquellas que muestren se�ales de deterioro, pues habr�n perdido parte de sus propiedades nutritivas.

Besugo

21 10 07 - 01:12


El besugo es un pescado muy apreciado, de carne blanca y delicada, muy cotizado en el mercado y f�cil de diferenciar de otras especies parecidas por una mancha negra que es un signo de autenticidad que aparece en la parte superior de las aletas tor�cicas. Este pescado se captura en el Mediterr�neo y en el Cant�brico. Es una importante fuente de nutrientes y su temporada abarca los meses de octubre, noviembre, diciembre y enero, con precios altos que alcanzan su punto m�ximo alrededor de Navidad. Es un pescado saludable, que proporciona, cada 100 gramos, 100 calor�as, 17 gramos de prote�nas, 0�5 gramos de grasa. El besugo es un alimento de gran importancia diet�tica. Su valor alimenticio es comparable al de la carne, con un 20% de prote�nas. Aporta un importante n�mero de minerales y vitaminas a la dieta, entre las que destacan calcio, hierro, vitamina B y B2, componentes que favorecen el buen funcionamiento del sistema nervioso, la asimilaci�n correcta de los alimentos y el mantenimiento de los huesos y de los dientes. Su ligereza y f�cil digesti�n lo convierten en un alimento ideal para ni�os, convalecientes y mujeres embarazadas. Tambi�n se recomienda su consumo a personas obesas por su alto contenido en prote�nas y la poca grasa que aporta al organismo. La frescura del besugo, dato muy importante a la hora de comprar con buen criterio, se conoce por el ligero olor a mar, teniendo en cuenta que si el olor recuerda al amon�aco nos est� indicando que no se encuentra en buen estado. Tambi�n se ha de comprobar que las agallas sean rojas y los ojos brillantes, transparentes y saltones. La p�rdida de brillo y transparencia en los ojos es un s�ntoma inequ�voco de que no es fresco. La piel debe estar h�meda, con las escamas bien adheridas y el cuerpo r�gido. En cuanto a sus posibilidades culinarias, admite bien los guisos, pero la calidad y finura de su carne rosada cuando est� crudo y blanca al recibir la acci�n del fuego aconseja el uso de t�cnicas naturales, como el asado, el horno o la parrilla, y la compa��a de ali�os como el lim�n o un ligero sofrito de ajo en aceite de oliva. Por regla general, se cocina entero o abierto por la mitad y, pese a la costumbre, no se le deben practicar cortes en el lomo ya que facilitan la p�rdida de jugos.

Bacalao

20 10 07 - 00:38


Es un pescado muy particular, m�s conocido seco que fresco, que se vende en tiendas de ultramarinos el primero, y en pescader�as, el segundo. Cambian tambi�n, seg�n su estado, las formas culinarias, el precio y el valor nutritivo, hasta el punto de parecer dos ejemplares diferentes. Es un alimento muy nutritivo. El bacalao contiene distintas calor�as seg�n se presente salado o fresco. El primero proporciona a la dieta 107 calor�as por cada. 100 gramos, mientras que el segundo se conforma con unas 64 calor�as. Como todos los peces marinos tiene en su composici�n apreciables cantidades de vitamina A y D que previene el raquitismo y favorece el crecimiento. A nivel diet�tico, su discreto aporte cal�rico y su adecuada composici�n proteica, as� como su probada digestibilidad y tolerancia, hacen del bacalao un alimento �til y adecuado en cualquier situaci�n, edad y condici�n. Su riqueza en f�sforo y magnesio lo indican en dietas de �pocas de sobreesfuerzo f�sico y mental. El aporte de yodo y fl�or protegen el desarrollo normal de la dentici�n. La calidad del bacalao fresco se conoce al igual que el resto de los pescados por el olor ligeramente marino, las agallas rojas, los ojos brillantes y el cuerpo r�gido. Las caracter�sticas del seco son por supuesto, diferentes. Se presenta abierto por su parte ventral y desprovisto de la espina dorsal. La calidad radica en el grosor, en el color y en el punto de sal. El buen bacalao mide m�s de 90 cent�metros, es de color blanquecino nunca amarillento, aparece flexible y no tiene sal endurecida ni acumulada en la superficie. Se vende entero, troceado o desmigado. Tambi�n se encuentra en envases y hay tiendas especializadas que lo ofrecen ya remojado y listo para cocinar. El bacalao es uno de los pescados que ofrece mayores posibilidades, lo mismo en los platos en que es el principal alimento, que en aquellos que sirve de acompa�amiento. Las partes gruesas del bacalao son excelentes para fre�r, desmigar y guisar en salsa, mientras que las finas, ricas en gelatina, tienen su sitio en las preparaciones emulsionadas. El remojo en agua fr�a es un paso imprescindible para su desalado y, seg�n el grosor de la pieza, dura de veinticuatro a treinta y seis horas.

Atun

20 10 07 - 00:36


El at�n es un pescado de gran tama�o de 2 a 3 metros de largo, carne sabrosa y piel brillante y lisa. La mejor �poca para su pesca va de julio a octubre. En los mares de Espa�a se pueden encontrar dos clases de at�n: el com�n, de carne roja y mayor tama�o, y el at�n blanco o bonito, de tama�o m�s peque�o, carne m�s sabrosa y precio m�s elevado. Al ser un pescado azul, tiene un elevado porcentaje de grasas un 13 por ciento lo que supone un valor cal�rico de 90 o 100 calor�as por cada 100 gramos. Conservado en aceite, el at�n alcanza las 350 calor�as por cada 100 gramos. Por ser pescado azul, el at�n es la mejor fuente natural de vitaminas liposolubles que disuelven en grasa, destacando su contenido en vitaminas A y D. Por su elevada cantidad de prote�nas y su alto contenido en vitamina D, el at�n es un alimento muy indicado durante la infancia y la adolescencia, aunque se debe consumir en todas las etapas de la vida. Como todos los pescados azules, sus grasas no son perjudiciales sino todo lo contrario, pues ayudan a controlar la tasa de colesterol. Si lo compras fresco, no lo conserves m�s de un d�a en el frigor�fico. La congelaci�n es una buena alternativa porque apenas altera su textura y sabor. Las conservas en aceite, al natural, en escabeche o ahumado son una de las formas m�s seguras y apetitosas de tener at�n todo el a�o. Como precauci�n, debes comprobar que las latas lleven los datos exigidos como la marca del fabricante, ingredientes, aditamentos, fecha de envasado, registro sanitario y rechazar las que presenten golpes y abolladuras. El at�n se presta a muchas preparaciones culinarias. Si es fresco se puede asar, freir o guisar con salsa. Tambi�n sirve para hacer pasteles y fiambres y sus sobras se pueden aprovechar para elaborar rellenos de empanadas y empanadillas, huevos y tomates. El at�n en conserva, por su parte, proporciona una nota de sabor insustituible en ensaladas, moldes de pur� de patatas, rellenos, pasteles y pat�s de f�cil elaboraci�n. Quiz� sea la cocina vasca la que ha sabido sacar m�s partido al bonito y al at�n en platos como el marmitako.

Apio

20 10 07 - 00:31


El apio es una planta de ra�z y tallo comestible del que se cultivan dos clases: el apio en rama y el llamado apio r�bano, un bulbo rugoso en forma de patata y que apenas se consume en Espa�a. La diferencia entre ambos es que del primero se consume el tallo y del segundo s�lo la parte m�s gruesa de la base del tallo. Desde tiempos antiguos ha sido una planta muy apreciada como producto alimenticio y medicinal y su nombre est� ligado a la magia, los mitos y las leyendas. La mejor �poca para comprarla fresca es en los meses m�s fr�os. Aporta a la dieta 19 calor�as por cada 100 gramos. Su contenido en vitaminas es elevado. Tiene tiamina, riboflavina y sobre todo vitamina C. Es una hortaliza muy rica en sodio y potasio. Como la mayor�a de las verduras contiene una gran cantidad de fibra, lo que provoca una mejora del tr�nsito digestivo y evita la elevaci�n del colesterol en sangre. De la misma manera su bajo aporte cal�rico y su escaso contenido en az�cares lo convierten en un alimento ideal para obesos y diab�ticos. Por su elevado contenido en vitamina C se hace muy indicado durante las enfermedades infecciosas y en �pocas de crecimiento y desarrollo. En el campo de la medicina naturista, las hojas y los frutos del apio se consideran sustancias t�nicas estimulantes, antifebriles, carminativas y diur�ticas. En infusi�n se utiliza para mejorar la diuresis y sus ra�ces cocidas son ideales para tratar la gota, el reumatismo y la nefritis. Para reconocer su buena calidad deben presentarse enteros, frescos, sanos y limpios, exentos de insectos y par�sitos. Tampoco deben presentar huecos ni esquejes. Al ser una verdura muy arom�tica, puede acompa�ar carnes y pescados en guarnici�n junto a otras verduras. Tambi�n se puede cocinar hervido o servirse con alguna salsa. Igualmente, se puede preparar crudo, en forma de ensalada. Se prepara retirando las ramas duras y rasp�ndolo bien para retirar los hilos. El apio r�bano debe pelarse. Se puede servir crudo, en ensalada, bien regado con lim�n rallado muy fino y aderezado con salsa mayonesa o vinagreta.

Angula

19 10 07 - 01:23


Las angulas, que son las cr�as de las anguilas, son peces marinos de forma alargada que tienen de seis a ocho cent�metros de largo y que presentan un color blanquecino por el vientre y gris�ceo por el lomo. En Espa�a es un pescado muy cotizado y se pescan a la entrada de los r�os con finas redes, siendo un alimento de gran prestigio gastron�mico, muy apreciado y de elevado valor comercial. Su presencia en los mercados se produce en los meses de noviembre y diciembre. Este pescado aporta a la dieta 110 calor�as por cada 100 gramos. Es un alimento muy rico en vitamina A y contiene apreciables cantidades de vitamina D. La angula es un alimento de digestibilidad m�s que aceptable siendo bien tolerado por todos los individuos en general, y su elevado contenido proteico lo convierte en un alimento aceptable en la dieta de ni�os y adolescentes. Su digestibilidad depender� de la forma en que se preparen. Su contenido en fl�or y yodo hacen de la angula un alimento �til para el mantenimiento de una buena dentadura. Tambi�n su riqueza en vitamina A y D hacen que sea un alimento beneficioso para el buen desarrollo y el mantenimiento del tejido �seo. Aparte de frescas, las angulas se pueden encontrar en el mercado refrigeradas o congeladas y en algunas ocasiones enlatadas o cocidas. Al comprarlas frescas, debes elegir aquellas que desprendan un olor fresco y agradable. F�jate en la firmeza y elasticidad de su carne y el brillo y aspecto de su piel. Las angulas son un plato de gran prestigio culinario. La firmeza y blancura de su carne, as� como su delicado sabor hacen de ellas uno de los platos m�s apreciados por los buenos gourmets. Hay varias formas de cocinarlas, aunque suelen prepararse con abundante aceite y guindilla. Se toman tambi�n cocidas o en ensalada, de esta forma no causan ning�n trastorno digestivo. El problema de las angulas es su desorbitado precio que queda fuera del alcance de la mayor�a de los bolsillos. Una buena alternativa son las angulas de surimi, un suced�neo hecho a base de pescado cuyo sabor imita perfectamente al de las verdaderas angulas.

Anchoa

19 10 07 - 01:21


Tambi�n llamada anxova, boquer�n, sardineta, bocarte, etc. Se trata de un pez de reducidas dimensiones y carne muy sabrosa. Es uno de los pescados m�s consumidos y apreciados en Espa�a y adem�s abunda en todo nuestro litoral, lo que hace que tenga un precio bastante asequible. Las anchoas viven en bancos en el Mediterr�neo, Atl�ntico y Pac�fico. La flota espa�ola se encuentra, estad�sticamente, a la cabeza de Europa en cuanto a su captura se refiere. Hay varios tipos de anchoas: la engraulis mordaz es la especie m�s abundante que se encuentra en las costas del Pac�fico. Pero la anchoa m�s conocida en nuestro pa�s es la engraulis enchrassiccholus, que se localiza en las costas espa�olas. En primavera, las anchoas abandonan el fondo de las aguas donde viven, dirigi�ndose a las costas para desovar. Es entonces cuando se las captura, siempre de noche y utilizando grandes luces para atraerlas. Su temporada se prolonga durante el verano y en oto�o vuelven a la profundidad. Contienen muchas, vitamina D y minerales y tienen menos colesterol que la carne y el marisco. Este pescado contiene vitamina D, sobre todo en su h�gado, y vitaminas B1, B6 y vitamina A en cantidades apreciables. Las propiedades de este pescado eran muy apreciadas en la antig�edad. Con �l preparaban una especie de pat� elaborado a base de anchoas puestas a macerar en una salmuera avinagrada. Al tener caracter�sticas pl�sticas y energ�ticas, hace que sea un alimento muy adecuado en �pocas de crecimiento y desarrollo, y su elevado contenido en vitamina D influye beneficiosamente en la infancia, pues ayuda a prevenir el raquitismo. Por contra, al ser un alimento con un alto contenido en grasas y sales minerales no es recomendable para individuos con tendencia a la obesidad o que tengan alta la tensi�n arterial. Las anchoas resultan deliciosas y se consumen frescas como la sardina, asadas, a la parrilla, fritas, etc�tera. Por su carne semigrasa y su fuerte sabor se utilizan como condimento en muchas ocasiones. Tambi�n puedes encontrarlas en conserva salaz�n, ahumadas, secas, en crema, etc.

Alcachofa

19 10 07 - 01:19


La alcachofa es una hortaliza de tallo estriado, hojas grandes y ligeramente espinosas y cabeza en forma de pi�a apretada, comestible antes del desarrollo de la flor. De sabor muy peculiar, la alcachofa crece bien en regiones de clima suave, agradece terrenos frescos y ricos, especialmente en el �rea del Mediterr�neo. Su temporada �ptima empieza a comienzos del mes de octubre y se prolonga hasta el final de la primavera. Su contenido cal�rico es muy bajo, unas 63 calor�as por 100 gramos, lo mismo que su aporte en prote�nas unos 3,4 por 100 gramos y en grasas unos 0,3 por 100 gramos. La alcachofa es rica en vitaminas A, B y C. Proporciona calcio y hierro y es considerada como un producto de gran valor alimenticio. Entre las sustancias que la componen, destaca un az�car llamado inulina, que es bien tolerado por los diab�ticos. La alcachofa puede comerse a todas horas y es aconsejable para las personas ancianas y las de est�mago e h�gado delicados, seg�n su modo de cocci�n. Quienes no deben comer este alimento son aquellos que sufren problemas en el est�mago e intestinos por la tendencia que tienen a la producci�n de fermentaciones intestinales. Asimismo, la alcachofa act�a favorablemente sobre el organismo por su acci�n diur�tica, antirreum�tica, antiartr�tica y depurativa de la sangre. Puede decirse que efect�a un verdadero lavado interno del organismo. Favorece las funciones hep�ticas y renales y est� muy indicada en reg�menes adelgazantes. A la hora de ir a comprarlas, el tallo firme, la cabeza prieta y sin manchas, las hojas verdes, flexibles y resistentes, son los datos que identifican una alcachofa en buen estado y con todas las garant�as de frescura y calidad. En cuanto a su preparaci�n y cocci�n, la alcachofa tiene unas reglas m�nimas, pero importantes, que garantizan el �xito del resultado. Para empezar hay que cortar el tallo, luego se separan las puntas y las hojas exteriores, se trocea si procede, se roc�a con lim�n para evitar que ennegrezca y se sumerge en agua hirviendo con sal. El tiempo se cocci�n es de unos 40 minutos. La alcachofa admite infinidad de variaciones en su preparaci�n y, adem�s de resultar riqu�sima simplemente cocida y acompa�ada de una salsa vinagreta o mayonesa, es una hortaliza ideal para guisos y asados.

Aguacate

18 10 07 - 01:58


Este fruto de origen mexicano, hoy totalmente aceptado en nuestras mesas, tiene un nombre que lo define perfectamente: �mantequilla de los bosques�. As� es como lo llamaban los antiguos aztecas, debido a la suavidad y cremosidad de su carne. Aunque sus conocimientos de diet�tica no fueran tan amplios como los actuales, los aztecas acertaron de pleno d�ndole ese nombre porque el aguacate tiene la misma proporci�n de minerales y vitaminas que la mantequilla y un contenido cal�rico cuatro veces m�s bajo. Posee un elevado aporte cal�rico, con 193 calor�as por cada 100 gramos. Posee importantes cantidades de vitaminas, sobre todo de vitamina E. El aguacate est� indicado en �pocas de crecimiento y desarrollo y para quienes practican deporte de una forma regular. Su riqueza en grasa no es perjudicial, dado que los �cidos grasos, al ser de origen vegetal, no aumentan la tasa de colesterol. Por su alto aporte cal�rico no es recomendable para personas obesas, pero su bajo contenido en hidratos de carbono lo hacen tolerable para los diab�ticos. Su riqueza en vitamina E estimula, al parecer, la fertilidad sexual y su contenido en �cido f�lico hacen que sea empleado para tratar procesos an�micos. Con la semilla se puede elaborar una tinta indeleble y dicen que rall�ndola, sec�ndola y coci�ndola se obtiene un remedio eficaz para las enfermedades coronarias. Un buen aguacate debe tener la piel fina, de color verde brillante o pardo rojizo. Para comprobar su madurez, opr�melo suavemente. Si cede a la presi�n, es que est� en su punto. Los que no est�n maduros se dejan en una ventana algunos d�as. Tambi�n se pueden madurar y conservar enterr�ndolos en un recipiente lleno de arena. Los aguacates ya maduros se conservan una semana en la nevera. Est� prohibido guisar los aguacates porque el contacto con el calor oscurece su carne y les da un sabor amargo. La pulpa se oxida al contacto con el aire, por lo que conviene pelarlos en el momento de consumirlos y regarlos con lim�n. Combinan perfectamente con ensaladas verdes, mariscos, caviar o con sal y lim�n.

Ajo

18 10 07 - 01:51


El ajo es un alimento procedente de una planta de la familia de las lili�ceas. Es de origen oriental, pero se cultiva en casi todas las regiones espa�olas. Las variedades m�s cultivadas son la blanca y la morada. Aunque el ajo se encuentra en los mercados a lo largo de todo el a�o durante todo el a�o, su �poca de recolecci�n se sit�a entre los meses de junio y julio. En la Edad Media, el uso y consumo del ajo estuvieron rodeados de un inquietante aro de misterio y uno de sus poderes ocultos m�s conocidos fue su capacidad para ahuyentar a los vampiros porque, seg�n la leyenda, su olor les resultaba insoportable. 100 gramos de ajos crudos aportan a la dieta 110 calor�as, aunque este valor resulta irrelevante ya que se emplea en peque�as cantidades. Es un alimento muy rico en vitamina C, A, B1, B2 y niacina. Tambi�n presenta cantidades significativas de sodio, calcio y yodo. Las cualidades medicinales del ajo han sido valoradas desde muy antiguo y lo que ya habr� descubierto la sabidur�a popular lo han confirmado las investigaciones cient�ficas. El ajo posee una elevada cantidad de sustancias bactericidas que lo convierten en un poderoso desinfectante. Tal capacidad para destruir bacterias y microbios hace de �l un excelente remedio para combatir y prevenir las enfermedades infecciosas. El ajo, asimismo, estimula la circulaci�n sangu�nea, limpia los bronquios, desinfecta las mucosas de la garganta y combate la tos. Estas propiedades se pierden en gran parte durante los procesos de cocci�n. Por tanto, si se consume para fines medicinales debe consumirse crudo o finamente picado y mezclado con un poco de agua. El ajo es indispensable en los platos m�s representativos de la cocina espa�ola. Sin �l, el gazpacho carecer�a de sentido y tampoco existir�an las humildes y sabrosas sopas de ajo ni salsas como el alioli cuyo componente es el ajo y el aceite de oliva. El ajo tambi�n interviene con �xito en sopas y cremas de pescado y marisco, a�ade un toque de frescor a las vinagretas y escabeches, y congenia con todos los pescados blancos, especialmente el bacalao y la merluza. El ajo liga con todas las verduras y con muchas hierbas arom�ticas, como el perejil, la albahaca y el tomillo. Para evitar su persistente olor, basta con abrir los dientes y retirar el tallo que hay en el centro.

Acelgas

18 10 07 - 01:45


Esta es una planta que se caracteriza por sus grandes hojas verdes y tallos blancos y que se encuentra en abundancia en todas las estaciones del a�o, aunque su mejor momento abarca los meses de enero, febrero y marzo. La acelga es una de las verduras m�s antiguas que se conocen. Se tienen noticias de su presencia en la alimentaci�n humana desde 5000 a�os antes de Jesucristo. Durante la Edad media, algunas culturas reconoc�an en ella diversas propiedades medicinales. Existen m�ltiples variedades, siendo las m�s cultivadas la amarilla de Ly�n, la verde com�n, la verde rizada, etc. Las acelgas tienen un bajo contenido cal�rico: 30 calor�as por cada 100 gramos. Es un alimento que tiene una elevada cantidad de vitamina C, casi tanto como los c�tricos, y es una de las verduras que aporta a la dieta mayor cantidad de fibra vegetal. Las acelgas son muy �tiles para mantener una buena funci�n del aparato digestivo, dado su alto contenido en fibra vegetal. Asimismo, es un alimento muy recomendado en las dietas contra la obesidad por su bajo contenido cal�rico, su gran poder diur�tico y por controlar la absorci�n de grasas en el intestino. Por lo anteriormente dicho, la acelga debe figurar en la dieta a cualquier edad, especialmente en la de las personas que sufren problemas de peso, exceso de colesterol, hipertensi�n o diabetes. Para aprovechar al m�ximo sus cualidades, hay que comprar acelgas de hojas brillantes, color intenso y tallos muy blancos, sin manchas oscuras, golpes o cortes. Tambi�n es importante cocerlas el tiempo justo, en un m�nimo de agua hirviendo con sal. La olla a presi�n es un buen elemento de ayuda, ya que pone a punto la verdura en tiempo r�cord e impide la p�rdida de vitaminas. Las acelgas peque�as y j�venes se preparan con rapidez, porque son muy tiernas y se conforman con un paso por agua fr�a y un r�pido trinchado en tiritas. En cambio, las piezas mayores necesitan una limpieza minuciosa, cuchillo en mano, para eliminar la capa fibrosa que recubre el tallo. Despu�s de cocidas, agradecen un rehogo con aceite y ajo y quedan muy bien con patatas, pi�ones o uvas pasas, o bien en forma de pur�.

Callos a la Madrileña

17 10 07 - 00:23

Ingredientes para 12 personas:
2 kilos de patas de ternera, 4 kilos de callos, 2 kilos de morros de ternera, 2 puntas de jam�n, 200 gramos de tocino de jam�n, 2 huesos de jam�n, 4 morcillas, 4 chorizos, 30 gramos de harina, 2 cabezas de ajo, 2 cebollas peque�as, 10 gramos de piment�n picante, 1 guindilla, 5 gramos de pimienta blanca molida, 2 hojas de laurel, 15 gramos de perejil.

Preparaci�n:
En un recipiente limpiamos con cuidado los callos con agua fresca y un poco de vinagre de vino. Al mismo tiempo limpiamos tambi�n las patas y los morros de ternera. Ponemos en el fuego una cazuela grande con agua y cuando hierva echamos en ella los callos para que se cuezan, las patas y los morros de ternera, el jam�n, las morcillas, las cabezas de ajo, los chorizos, el perejil, el laurel, la guindilla, la sal y la pimienta. Nos queda dejar que cueza a fuego lento durante una hora y media. Mientras tanto en una sart�n con aceite de oliva preparamos un sofrito con las cebollas bien picadas, 30 gramos de harina y 10 gramos de piment�n picante. Una vez listo el sofrito lo a�adimos a nuestros callos y dejamos que hierva durante 20 minutos. Para terminar lo servimos a la mesa en la cazuela para servirlo en platos individuales.

Caldereta de Cordero

17 10 07 - 00:21

Ingredientes para 8 personas:
4 paletillas de cordero, 8 cebolletas, 8 zanahorias, 150 gramos de panceta, 150 gramos de jam�n serrano, 8 dientes de ajo, 15 gramos de piment�n, 125 mililitros de aceite de oliva, 20 gramos romero, 20 gramos de tomillo, 250 gramos de harina, sal al gusto.

Preparaci�n:
Cuando vayas a comprar la carne, debes pedirle al carnicero que trocee las cuatro paletillas de cordero. Una vez que llegues a casa, l�valas y retira las astillas que puedan haber quedado al trocearlas. Por otra parte, quita la piel verde de las cebolletas y su primera capa. D�jalas enteras. Raspa las zanahorias y c�rtalas por la mitad. Trocea la panceta y el jam�n. Vierte en una cazuela 100 mililitros de aceite de oliva y a�ade los ocho dientes de ajo enteros, la panceta, el jam�n, las zanahorias y las cebolletas. Sazona y reh�galo todo durante 20 minutos, aproximadamente. Agrega el cordero sazonado y enharinado. Reh�galo hasta dorarlo. A�ade el tomillo, el romero y el piment�n. Remueve y c�brelo con agua. Cuece a fuego suave hasta que el cordero est� tierno y en su salsa. Saca las cebolletas y las zanahorias, troc�alas y d�ralas en una sart�n. Sirve la caldereta con los trozos de cebolletas y las zanahorias doradas.

Pastel de Pollo

17 10 07 - 00:20

Ingredientes para 8 personas:
2 pastillas de caldo de pollo, 3 gramos de pimienta negra, 250 gramos de nata, 4 pechugas enteras de pollo, 2 cebollas grandes, 3 dientes de ajo, 15 gramos de romero, 15 gramos de tomillo, 15 gramos de albahaca, 15 gramos de or�gano, 300 gramos de queso roquefort, queso azul dan�s o gorgonzola, 1 kilo de harina, 20 gramos de levadura, 15 gramos de margarina, 5 gramos de nuez moscada, sal al gusto.

Preparaci�n:
En una sart�n con aceite de oliva hacemos un sofrito con la cebolla y el ajo. Mientras tanto, se cortan las pechugas de pollo en tiras, se les a�ade la sal al gusto y la pimenta, se les echan el romero, el tomillo, la albahaca y el or�gano. En la misma sart�n doramos todo y hacemos con ello un sofrito. Se colocan en un molde para horno, y se cubre toda la mezcla con la nata. Aparte, se coge la harina, la margarina, la levadura, se le echa un poco de sal, la nuez moscada y se mezcla muy bien con las manos. Luego se hacen como churrillos con las manos, hasta conseguir que toda la masa est� de ese modo. Se esparcen todos esos churrillos sobre el pollo, el sofrito y la nata. Y por �ltimo se coge el queso y se desmiga con los dedos y se reparte por encima del pastel. Todo ello, se pone en el horno precalentado, durante 55 minutos a 170 grados. Podemos sustituir el queso roquefort por un queso azul dan�s o gorgonzola para que no sea tan fuerte. Para terminar lo servimos caliente.

Coctel de Gambas

17 10 07 - 00:18

Ingredientes para 8 personas:
400 gramos de gambas, 2 lechugas, 6 rodajas de mel�n, 2 aguacates, 8 tomatitos cherry, 4 ramitas de cebollino, 250 mililitros de mayonesa, 60 mililitros de ketchup, 3 mililitros de tabasco, sal al gusto.

Preparaci�n:
Cocemos las gambas en agua hirviendo con sal unos 6 minutos o bien las compramos ya cocidas. Escurrimos las gambas y las enfriamos en agua con hielo para posteriormente volver a escurrirlas y reservarlas. Lavamos y cortamos la lechuga en juliana muy fina. En un bol, ponemos la mayonesa, el ketchup, el tabasco y mezclamos bien hasta que quede una salsa rosa. Por otra parte, con un sacabolas de cocina, hacemos bolitas con las rodajas de mel�n y con los aguacates pelados. Repartimos las lechugas en copas para c�ctel y los tomatitos cortado en mitades. Colocamos encima las gambas fr�as y peladas, unas bolas de mel�n fr�as y unas bolas de aguacate y tapamos con la salsa rosa. Picamos por encima un poco de cebollino para decorar. Para terminar servimos el c�ctel bien fr�o.

Salsa Bearnesa

17 10 07 - 00:17

Ingredientes para 12 personas:
300 gramos de mantequilla, 4 cebolletas tiernas, 6 yemas de huevo, 2 manojos de perifollo, 1 manojo de estrag�n, 120 mililitros de vinagre, 60 mililitros de vino blanco seco, 3 gramos de pimienta negra en grano, sal al gusto.

Preparaci�n:
Pelar y picar las cebollas tiernas y el perifollo. El estrag�n lo lavamos y deshojamos. En una peque�a cazuela pondremos las cebollas, junto a la mitad del perifollo picado y las hojas del estrag�n, as� como la pimienta en granos machacada, el vinagre y el vino blanco. Calentar y dejar reducir. Pasarlo todo por un colador muy fino y lo dejamos enfriar. Cortamos ahora la mantequilla en trozos peque�os. Volvemos a poner la reducci�n que hemos hecho en la cazuela peque�a, diluimos en ella las yemas de huevo y ponemos la cacerola al ba�o Mar�a dentro de otra cacerola m�s grande con agua. Lo calentaremos a fuego moderado sin dejar de remover la reducci�n de hierbas arom�ticas y yemas. Para que la salsa no se corte debemos tener presente que el ba�o Mar�a no debe nunca llegar a hervir por lo que se recomienda un control especial del fuego sobre esta fase de la elaboraci�n. Cuando la salsa haya espesado a�adiremos poco a poco la mantequilla en peque�as porciones sin dejar de batirlo todo. La salsa deber� quedar consistente como una crema o una salsa tipo mahonesa. Ahora le a�adiremos la sal al gusto y la pimienta, incorpor�ndole el resto del perifollo y del estrag�n picado finamente manteniendo el ba�o Mar�a sin que llegue a hervir el agua. Esta salsa hay que servirla muy caliente y acompa�ando a asados de carne o un buen pescado del tipo del rodaballo.

Bocados de Mascarpone

17 10 07 - 00:16

Ingredientes para 8 personas:
24 patatitas peque�as.
Para hacer la salsa de pesto:
180 mililitros de aceite de oliva, 6 dientes de ajo, 120 gramos de pi�ones, 90 gramos de perejil muy picado, 30 gramos de albahaca, 100 gramos de mascarpone, sal al gusto.

Preparaci�n:
Cocemos al vapor las patatitas enteras y con piel en abundante agua. Para introducir las patatas, el agua tiene que hervir a borbotones. Una vez que est�n cocidas, hay que pelarlas y mantenerlas calientes hasta el momento de servirlas. As� que, lo mejor ser� reservarlas en un plato fuera de la nevera. Han de estar a temperatura ambiente. El siguiente paso ser� elaborar la salsa al pesto. Para ello hay que triturar en el vaso de la batidora los ajos, los pi�ones, el aceite y la sal al gusto. Despu�s, hay que introducir el perejil, que debe ser fresco, y la albahaca, ambos muy picados. Por �ltimo, pon el mascarpone al ba�o Mar�a hasta que se deshaga y, cuando est� cremoso, a�ade poco a poco la salsa de pesto. Remueve con una cuchara para que forme una crema muy fina. Pon las patatitas calientes en una fuente, vierte la salsa por encima y sirvelo a la mesa.

Escalibada

16 10 07 - 00:37

Ingredientes para 8 personas:
4 tomates grandes, 8 pimientos rojos, 6 berenjenas alargadas, 2 cebollas grandes, 8 patatas medianas, 100 mililitros de vinagre, 200 mililitros de aceite de oliva, 4 dientes de ajo, sal al gusto, pimienta negra al gusto.

Preparaci�n:
Precalentamos el horno, a 180 grados. Cuando est� caliente hay que asar en �l los pimientos, las berenjenas, los tomates, las cebollas enteras y las patatas con su piel previamente lavadas y secadas. Deben estar alrededor de una hora y media aproximadamente, y es aconsejable darles la vuelta de vez en cuando. Una vez asadas todas las hortalizas hay que pelarlas, menos las patatas, que las utilizaremos con piel. Despu�s hay que cortar en tiras los pimientos y las berenjenas. Trocear los tomates y cortar en gajos las cebollas. Quitar las semillas a los tomates, si es posible. Sazonar cada cosa con sal, pimienta, aceite de oliva y vinagre de vino. Cortar por la mitad las patatas, vaciarlas, trocearlas, sazonarlas y volver a rellenarlas. Servir la escalibada en una fuente plana colocando primero los pimientos, a continuaci�n las berenjenas y por �ltimo las cebolletas. Aderezar con un buen chorro de aceite de oliva, un chorrito de vinagre, sal fina y los ajos, finamenie picados. Servir junto a la patata.

Ensalada de Roquefort

16 10 07 - 00:36

Ingredientes para 8 personas:
2 latas de anchoas en aceite, pasta en espirales para ocho personas, 2 lechugas, 200 gramos de nueces peladas, 400 gramos de queso Roquefort, 1 chorrito de vinagre.

Preparaci�n:
Para elaborar esta ensalada de queso Roquefort y pasta lo primero que tenemos que hacer es hervir la pasta de forma normal, con abundante agua y con un pu�ado de sal. Una vez que la pasta est� al dente hay que escurrirla y dejar que se enfr�e. A��dele despu�s un chorrito de vinagre para evitar que la pasta se pegue y apelmace entre s� cuando se enfr�e. El siguiente paso ser� lavar y cortar la lechuga en juliana fina. Despu�s hay que deshacer con un tenedor el queso y machacarlo, junto con las anchoas que tambi�n las habremos troceado y machacado en un mortero, hasta conseguir una pasta homog�nea. Por �ltimo, hay que mezclarlo todo muy bien; las espirales de pasta, la lechuga y la pasta de anchoas y queso. Es en ese momento cuando hay que a�adir unas cuantas nueces troceadas peque�itas y mover otro poco. Meter en la nevera y dejar enfriar. Servir fresca.
Trucos a tener en cuenta:
Enfriar muy bien la pasta y la lechuga por separado antes de a�adir �sta �ltima para que no se apoche con el aceite. Mezclarlo todo a �ltima hora. Deshacer muy bien los posibles grumos formados al hacer la pasta entre el queso y las anchoas al a�adirlos a la pasta. La cantidad de queso va en relaci�n al gusto de cada uno. Si te gusta m�s fuerte de sabor, m�s queso, y viceversa.

Crema de Mariscos

16 10 07 - 00:34

Ingredientes para 8 personas:
400 gramos de rape, 400 gramos de gambas, 400 gramos de almejas, 800 gramos de mejillones, 300 gramos de pur� de patatas, 125 mililitros de aceite de oliva, 500 mililitros de nata l�quida, 20 gramos de perejil picado, sal al gusto.

Preparaci�n:
Para proceder a elaborar esta crema de mariscos, en primer lugar hay que poner dos litros de agua en un recipiente en el que coceremos las gambas y el rape por espacio de 15 minutos, cuando el agua comience a hervir. Una vez que haya pasado este tiempo, y que el marisco y el rape est� ya cocido, hay que colar el caldo y reservarlo en un recipiente. A continuaci�n, hay que pelar las gambas y hay que quitarle la espina central al rape, que despu�s trincharemos. Hecho esto, abriremos al vapor las almejas y los mejillones con un poco de agua, cuando se hallan abierto quitaremos las conchas y guardaremos el caldo. Ahora hay que preparar el pur� de patata, con el caldo de pescado que hemos reservado anteriormente y junto con el caldo de los mejillones y de las almejas. Para ello hay que trabar bien el caldo a�adiendo la nata l�quida. Le a�adimos la sal al gusto, y los trozos de rape que pasaremos por la batidora hasta que queden hechos una pasta fina. La crema la serviremos bien caliente, y por encima, a la hora de servirlo, hay que ponerle las gambas, los mejillones y las almejas. Decorar finalmente con algo de perejil picado.

Rodaballo con Perejil

16 10 07 - 00:33

Ingredientes para 8 personas:
4 rodaballos medianos, 2 puerros, 2 cebollas grandes, 4 patatas medianas, 4 ramitas de perejil, 250 mililitros de aceite de oliva, 1/4 de lim�n, sal al gusto.

Preparaci�n:
En una cazuela amplia vierte dos litros de agua y un poco de sal. Ponla al fuego vivo y mete dentro un rodaballo entero. Cu�celo durante 15 minutos, contando desde el momento en que �l hervor se haya recuperado. Despu�s, s�calo con dos espumaderas y col�calo sobre una fuente amplia. Repite esta misma operaci�n con los otros tres rodaballos.
Lava todas las verduras. En una tabla de madera pica la parte blanca de los puerros en juliana fina. A continuaci�n, pela las cebollas y c�rtalas en plumas. Pela las patatas, l�valas y p�rtelas en hebras gruesas con la ayuda de un rallador. Vierte en una sart�n un vaso de aceite de oliva y calientalo a fuego mediano. Despu�s, baja el fuego al m�nimo, agrega las verduras troceadas y saz�nalas con sal. Tapa la sart�n para conseguir que se pochen lentamente. Debes evitar en todo momento que se quemen o que queden muy hechas. Luego, esc�rrelas con una espumadera y distrib�yelas en ocho platos. Prepara los lomos de cada uno de los rodaballos y col�calos encima. Para hacer la salsa, tritura muy finas, en el vaso de la batidora, las ramas de perejil previamente lavadas con el aceite de oliva restante, una pizca de sal y unas gotitas de zumo de lim�n. Luego, p�sala a una salsera y, utilizando una cucharilla, dibuja una l�nea fina sobre cada uno de los lomos del pescado. Sirve el plato antes de que se enfr�e el pescado.

Ventresca con Pimientos

15 10 07 - 00:20

Ingredientes para 8 personas:
4 latas de pimientos del piquillo, 4 envases de lomos de ventresca de bonito del norte en aceite de oliva, 4 envases peque�os de pepinillos en vinagre, 4 latas de cebollitas en vinagre, 125 mililitros de aceite de oliva.

Preparaci�n:
Lo primero que hay que hacer para elaborar esta ventresca con pimientos es abrir el envase en el que se encuentra al vac�o, escurrir todo el aceite que haya en el mismo, sacar los lomos sin que se rompan y ponerlos todos ordenados en una fuente. El siguiente paso ser� abrirlos por la mitad a lo largo, de manera que se obtengan ocho porciones m�s o menos grandes. Deben quedar trozos alargados y enteros. Mientras por otra parte, saca los pimientos del piquillo de la lata, c�rtalos con un cuchillo por uno de los laterales y troc�alos en tiras, m�s o menos del mismo tama�o. Reserva los trozos. Despu�s, hay que enrollar cada trozo de ventresca con varias tiras de pimiento y distrib�yelos en una fuente rectangular o en cucharitas individuales, listas para servirlo a la mesa. Aparte, corta los pepinillos en trozos peque�os y abre el envase de las cebollitas. Para servir el plato, coloca encima de cada lomo de ventresca, que hemos enrollado con un trozo de pimiento, un trozo de pepinillo y encima una cebollita blanca. El �ltimo paso ser� regarlo todo con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y d�jalos reposar un rato. Es un plato muy ligero para una noche de verano, acompa�a si se quiere con una buena ensalada bien completa.

Cordero a la Romana

15 10 07 - 00:18

Ingredientes para 8 personas:
6 ramitas de tomillo fresco, 1 pierna de cordero de 1500 gramos, 8 dientes de ajo, 12 filetes de anchoas, 250 mililitros de vino tinto, 30 gramos de az�car, 100 gramos de aceitunas negras, 60 gramos de perejil picado, 120 mililitros de aceite de oliva, sal al gusto.

Preparaci�n:
Deshuesa la pierna de cordero y c�rtala con la ayuda de un cuchillo muy afilado, en dados de dos cent�metros, aproximadamente o bien p�dela ya deshuesada. Con los restos de la pierna de cordero y medio litro de agua, prepara un caldo. Puedes a�adirle zanahoria, apio, puerro, nabo y unos granos de pimienta negra para que tenga m�s sabor. En una cazuela amplia, pon el aceite de oliva y cali�ntalo a fuego medio. Agrega los trozos de cordero, sazonados con sal, y salt�alos hasta que est�n bien dorados. Machaca los ocho dientes de ajo con el tomillo y las anchoas hasta obtener una pasta uniforme. Agrega a la cazuela, con el cordero, el vino, el caldo y el ajo machacado. A�ade el az�car y tapa la cazuela herm�ticamente, baja el fuego y cuece durante unos 40 minutos o hasta que la carne est� suficientemente tierna. Destapa la cazuela y agrega las aceitunas cortadas por la mitad y deja que cueza el guiso tres minutos m�s. La salsa deber� quedar espesa. Para la presentaci�n, coloca el guiso en una fuente y espolvorea con un poco de perejil muy picado.

Ensalada Campera

15 10 07 - 00:14

Ingredientes para 8 personas:
1/2 kilo de escarola, 2 latas de at�n, 6 patatas, 4 huevos, 4 tomates, 2 pu�aditos de alcaparras, 2 cebollas, 2 pimientos rojos peque�os, aceitunas negras, aceite de oliva, or�gano, vinagre, sal al gusto, pimienta negra molida al gusto.

Preparaci�n:
El primer paso para elaborar esta deliciosa ensalada de verano es cocer las patatas en una olla con abundante agua hirviendo y con sal, al gusto de cada uno. Las patatas hay que pelarlas y trocearlas en rodajas o bien en dados medianos. Cocer tambi�n los huevos, pelarlos y trocearlos. Reservar. Preparar la escarola lav�ndola y troce�ndola, cortar los tomates a gajos, la cebolla en trozos, trocear tambi�n el pimiento rojo en aros y escurrir las aceitunas negras y las alcaparras. Colocar todos los ingredientes, junto a los huevos y la patata cocida en una ensaladera con el at�n. Puede optarse por mezclar o juntar los ingredientes por zonas en la ensaladera. Antes de servirla bien fr�a a la mesa, hay que ali�arla con sal, vinagre, y aceite. Espolvorear la pimienta y el or�gano por encima.

Crepes Rellenos de Platano y Chocolate

15 10 07 - 00:12

Ingredientes para 8 personas:
400 gramos de harina, 1 litro de leche, 8 huevos, 80 gramos de mantequilla.
Para el relleno:
200 gramos de fresas, 8 pl�tanos, 4 melocotones en conserva, 2 peras conferencia, 2 kiwis, 400 gramos de cobertura de chocolate.

Preparaci�n:
Derretir la mantequilla y a�adirla a la leche. Mezclarlo en la batidora con la harina y los huevos, con cuidado para que no quede ning�n grumo. Dejamos reposar la masa unos 15 minutos. Poner al fuego una sart�n antiadherente y engrasarla con un trocito de mantequilla. Verter un poco de la masa de crepes y mover la sart�n para hacer que la masa se extienda. Dejar que se cuaje y dar la vuelta con cuidado para que no se rompa. Reservar cuando est�n hechas por ambos lados en un plato caliente. Para el relleno hay que pelar los pl�tanos y cortarlos por la mitad de manera longitudinal. En una sart�n antiadherente a fuego fuerte les damos vuelta y vuelta hasta que doren. Cortar el resto de frutas en dados. Deshacer la cobertura de chocolate al hallo mar�a y reservar caliente en el propio ba�o mar�a. Rellenar los crepes con los pl�tanos y acompa�amos de manera aleatoria con el resto de las frutas troceadas. El chocolate caliente se pone a la hora de servir.

Salsa Rosa

14 10 07 - 00:36

Ingredientes para 8 personas:
500 mililitros de aceite de oliva, 6 huevos, sal al gusto, 15 mililitros de vinagre, 150 mililitros de ketchup, zumo de una naranja y 3 mililitros de co�ac.

Preparaci�n:
En el tarro de nuestra batidora el�ctrica ponemos los huevos y el aceite de oliva. Una vez que tenemos el aceite de oliva y los huevos en el vaso, a�adimos un poco de sal seg�n sea nuestro gusto, el co�ac y el vinagre de vino se�alado. Lo batimos muy bien hasta obtener una masa homog�nea. Si la masa queda ligera tenemos que ir a�adiendo m�s aceite de oliva hasta lograr la consistencia necesaria. Podemos utilizarla para condimentar platos elaborados con pollo o mariscos.

Salsa Italiana

14 10 07 - 00:35

Ingredientes para 8 personas:
10 tomates, 6 escalonias, 100 gramos de mantequilla, 10 gramos de tomillo, 150 mililitros de vino blanco, 200 mililitros de crema de leche ligera, 4 gramos de pimienta.

Preparaci�n:
En una olla con agua hirviendo metemos los tomates doce segundos, los sacamos, pelamos y picamos muy bien en un bol grande. Por otro lado picamos las escalonias, las ponemos en una sart�n con la mantequilla a fuego lento. A�adimos a nuestras escalonias el tomillo y esperamos hasta que est�n transparentes. Nos queda a�adir el vino blanco y dejar que hierva al fuego hasta que se reduzca y se evapore casi por completo. A continuaci�n incorporamos la crema de leche de leche ligera, los tomates picados y lo calentamos todo unos minutos. Para terminar le echamos la sal y la pimienta necesaria y servimos para condimentar platos elaborados con productos del mar como almejas, ostras, mejillones, cangrejos y centollos.

Salsa de Nueces

14 10 07 - 00:34

Ingredientes para 8 personas:
30 gramos de pepinillos picados, 200 mililitros de crema de leche espesa, 200 mililitros de petit suisse, 30 gramos de nueces picadas, sal al gusto, 3 gramos de pimienta blanca molida.

Preparaci�n:
En un recipiente grande procedemos a mezclar muy bien la crema de leche, los petit suisse, los pepinillos y las nueces picadas. Una vez que tenemos todo muy bien mezclado le a�adimos la sal y la pimienta que sea necesaria. Removemos muy bien toda nuestra salsa y servimos a la mesa. Podemos utilizarla para condimentar platos de mariscos como langostinos, gambas, bogavantes, langostas y dem�s productos del mar relacionados con �stos.

Coulis Oriental

14 10 07 - 00:33

Ingredientes para 8 personas:
8 tomates, 4 pimientos rojos, 2 puerros, 50 gramos de mantequilla, 10 gramos de curry, 30 gramos de arroz redondo, 600 mililitros de leche, 400 mililitros de agua, sal al gusto, 3 gramos de pimienta.

Preparaci�n:
Cogemos los puerros y los cortamos muy finos, reservandolos en un recipiente. Ponemos en una sart�n la mantequilla, echamos los puerros y sofre�mos a fuego lento sin que se doren. En una olla con agua hirviendo metemos los tomates doce segundos, los sacamos, pelamos y picamos en trozos. Nos queda corta los pimientos rojos en trozos peque�os. En una cazuela ponemos todos los ingredientes que hemos preparado, los dejamos que hiervan y cocemos durante 30 minutos aproximadamente. Dejamos que se enfr�en una vez que ha pasado ese tiempo y trituramos hasta que qued� hecho un pur� fino. Para terminar le echamos la sal y la pimienta que sea necesaria. Podemos utilizar esta salsa para condimentar numerosos productos marinos como mejillones, almejas, ostras y dem�s.

Salsa de Hierbas Aromaticas

13 10 07 - 00:54

Ingredientes para 8 personas:
80 mililitros de vino rosado, 400 mililitros de crema de leche agria, 30 gramos de estrag�n seco, 30 gramos de perifollo seco, 30 gramos de romero seco, 30 gramos de albahaca seco, 30 gramos de perejil seco, sal al gusto.

Preparaci�n:
En un bol de cocina procedemos a mezclar todos los ingredientes empezando por la crema de leche agria, el vino rosado, el estrag�n, el perifollo, el romero, la albahaca y el perejil bien picado todo. Ahora nos queda removerlo todo para que queden unidos todos estos ingredientes. Lo rectificamos de sal y reservamos en la nevera dos horas y media antes de servirlo a nuestra mesa. Podemos utilizar esta salsa para condimentar todo tipo de ensaladas de la huerta.

Salsa de Apio

13 10 07 - 00:52

Ingredientes para 8 personas:
180 gramos de apio nabo rallado, 400 mililitros de crema de leche agr�a, 60 gramos de mayonesa, 5 gramos de sal, 3 gramos de pimienta negra en grano molida, 20 gramos de mostaza.

Preparaci�n:
En un recipiente mezclamos muy bien la crema de leche agria con la mayonesa. Por otra parte rallamos el apio nabo y lo mezclamos seguidamente sin demorarnos a la mezcla para que no se ponga negro. Echamos la sal, la mostaza y la pimienta que sea necesaria y servimos a nuestra mesa para consumirla en platos de todo tipo de ensaladas con huevos duros, champi�ones, setas y hongos.

Crema de Aguacate

13 10 07 - 00:51

Ingredientes para 8 personas:
200 mililitros de petit suisse, 2 aguacates maduros, 200 mililitros de crema de leche espesa, 10 mililitros de zumo de lim�n.

Preparaci�n:
Para elaborar esta crema de aguacates lo primero es cortar por la mitad los aguacates, pelarlos muy bien y retirarles el hueso interno. Una vez quitado el hueso aplastamos la carne de los aguacates con un tenedor en un plato y lo mezclamos todo en un bol con la crema de leche espesa, el petit suisse y el zumo de lim�n. Podemos utilizar esta crema para condimentar platos de ensaladas verdes de lechugas, escarolas, endivias y champi�ones crudos o setas de la huerta.

Salsa de Vino Rosado

13 10 07 - 00:49

Ingredientes para 8 personas:
100 gramos de estrag�n fresco picado, 400 mililitros de crema de leche agria, 120 mililitros de vino rosado, 100 gramos de perifollo fresco picado, sal al gusto.

Preparaci�n:
En primer lugar procedemos a mezclar en un recipiente todos los ingredientes empezando por la leche agria, el estrag�n, el perifollo, la sal necesaria y el vino rosado. Cuando esten todos los ingredientes bien unidos y formen una masa homog�nea los metemos en el frigor�fico tres horas antes de servirlo a nuestra mesa para dar cuenta de ello. Podemos utilizar esta salsa de vino rosado para condimentar todo tipo de ensaladas elaboradas con productos de la huerta.

Salsa de Mostaza

12 10 07 - 01:19

Ingredientes para 8 personas:
30 mililitros de zumo de lim�n, 4 huevos duros, 30 mililitros de mostaza, 4 gramos de sal, 2 gramos de pimienta negra, 100 mililitros de crema de leche espesa batida, 30 gramos de cebollino cortado.

Preparaci�n:
Cogemos los huevos duros y les separamos las yemas de las claras con mucho cuidado. A continuaci�n en un bol aplastamos las yemas de los huevos junto con la mostaza. Ahora nos queda a�adir el zumo de lim�n, echarle la sal y la pimienta e incorporar el cebollino y la crema de leche batida. Por otro lado cogemos las claras que hemos apartado, las picamos muy bien y esparcimos sobre la mezcla que hemos hecho anteriormente. Podemos utilizar esta salsa para condimentar platos elaborados con productos de ensaladas variadas de la huerta.

Salsa de Soja

12 10 07 - 01:17

Ingredientes para 8 personas:
50 mililitros de agua, 25 mililitros de vinagre, 50 gramos de brotes de soja, 50 mililitros de aceite de oliva, 200 mililitros de yogur o crema de leche agria, 4 gramos de sal, 2 gramo de pimienta blanca, 20 mililitros de mostaza.

Preparaci�n:
En un recipiente hondo procedemos a mezclar el yogur o la crema agria con el vinagre, el aceite de oliva y el agua. Nos queda a�adir a esta mezcla la mostaza, la pimienta y la sal necesaria. A continuaci�n y una vez que est� bien mezclado todo echamos los brotes de soja a nuestra mezcla y servimos a nuestra mesa. Para terminar podemos utilizar esta salsa para condimentar platos elaborados con productos para ensaladas de la huerta y hortalizas crudas variadas.

Salsa del Gourmet

12 10 07 - 01:16

Ingredientes para 12 personas:
200 mililitros de mayonesa, 400 mililitros de crema de leche ligera, 60 mililitros de zumo de lim�n, 6 gramos de sal, 10 gramos de azucar, 2 dientes de ajo machacados, 4 gotas de tabasco, 4 gramos de pimienta de cayena, 20 gramos de piment�n picante, 30 mililitros de vino de Jerez.

Preparaci�n:
En un recipiente ponemos la crema de leche, la batimos en�rgicamente y le a�adimos a continuaci�n la mayonesa, el zumo de lim�n, la sal, el azucar, los dientes de ajo machacados, las gotas de tabasco, la pimienta de cayena, el piment�n picante y el vino de Jerez. Una vez que est� todo en nuestro recipiente lo mezclamos muy bien durante unos minutos. A continuaci�n y una vez preparado todo lo metemos en el frigor�fico durante dos horas y media antes de servir nuestra salsa a la mesa para condimentar nuestras ensaladas m�s variadas.

Salsa de Alfalfa

12 10 07 - 01:15

Ingredientes para 6 personas:
50 gramos de brotes de alfalfa, 150 mililitros de yogur o crema de leche agria, 3 gramos de sal, 2 gramos de pimienta blanca, 15 mililitros de mostaza, 25 mililitros de vinagre, 40 mililitros de agua, 40 mililitros de aceite de oliva.

Preparaci�n:
En un bol grande de cocina ponemos el agua, el aceite de oliva, el vinagre y el yogur o crema agria y lo mezclamos muy bien hasta obtener una crema homog�nea. Seguidamente a�adimos la mostaza, la sal y la pimienta en su justa medida. Nos queda a�adir los brotes de alfalfa y mezclarlo muy bien todo con la ayuda de una cuchara de madera. Para terminar podemos utilizar esta salsa para condimentar platos elaborados con productos para ensaladas de la huerta y hortalizas crudas variadas.

Solomillo con Cabrales

11 10 07 - 01:49

Ingredientes 6 personas:
40 mililitros de licor a nuestro gusto, 400 gramos de queso de cabrales, 200 mililitros de nata liquida, 30 gramos de mantequilla, 6 trozos de solomillo, 100 mililitros de aceite de oliva, sal al gusto.

Preparaci�n:
Derretimos un poco el queso de cabrales en una cacillo y reservamos. Seguidamente en un bol grande batimos la nata liquida con la mantequilla, un poco de sal a nuestro gusto, el licor y el queso de cabrales. Cuando veamos que la mezcla es homog�nea lo dejamos de batir y reservamos aparte. En una sart�n con aceite de oliva caliente hacemos los trozos de solomillo dos minutos y medio por cada lado o hasta que nos guste. Ahora nos queda incorporar la mezcla anteriormente reservada, dejamos que hierva y retiramos del fuego una vez que ocurra �sto. Para terminar lo servimos a nuestra mesa para consumirlo en platos individuales.

Jamon con Champiñones

11 10 07 - 01:47

Ingredientes para 6 personas:
30 gramos de mantequilla, 40 mililitros de brandy, 600 gramos de champi�ones en l�minas, 40 mililitros de jerez, 25 gramos de canela, 3 ramitas de perejil, 6 lonchas de jam�n cocido gruesas, 3 gramos de pimienta, sal al gusto.

Preparaci�n:
En una sart�n echamos la mitad de la mantequilla y procedemos a saltear en ella los champi�ones con un poco de sal, pimienta y las ramitas de perejil, hasta que veamos que el agua que sueltan los champi�ones se ha evaporado en su totalidad. En otra sart�n con la otra mitad de la mantequilla doramos el jam�n cocido por los dos lados, le echamos el brandy y lo flambeamos. Nos queda a�adir la canela y el vino de jerez, echarle la sal y la pimienta que sea necesaria. Una vez que esta todo listo, lo tapamos con una tapadera y dejamos que cueza durante 6 minutos. Para termina servimos a nuestra mesa el jam�n que hemos preparado junto con los champi�ones.

Frutas a la Menta

10 10 07 - 01:10

Ingredientes para 12 personas:
2 latas de frutas en alm�bar, 12 hojas de pasta brick, 100 gramos de mantequilla, 200 gramos de mermelada de naranja, 6 hojas de menta, 100 gramos de az�car glas.

Preparaci�n:
Ponemos a escurrir las frutas en lata y luego las secamos con papel absorbente. En un cazo calentamos con 60 mililitros de agua la mermelada sin dejar que hierva. La sacamos, pasamos por un colador y reservamos. En un cacillo a fuego lento derretimos la mantequilla y reservamos. Cogemos una hoja de pasta brick, la doblamos y ponemos en el centro 30 gramos de frutas bien escurridas. Cerramos la otra mitad sobre la fruta y doblamos los bordes para que quede unido. Nos queda coger y untar por todos los lados cada pasta brick con mantequilla derretida. Metemos en el horno que hemos precalentado previamente a 180�C, durante 12 minutos. Nos queda coger una fuente grande e ir colocando todas las pastas brick ya hechas en ella, espolvorearlas con az�car glas y adornarlo todo con las hojas de menta. Para terminar lo servimos acompa�ado por la salsa templada que hemos preparado con la mermelada y el agua.

Pollo con Tomates

10 10 07 - 01:02

Ingredientes para 12 personas:
2 tarros de ajos, 12 pechugas de pollo, 250 gramos de tomates cherry, 1 cebolla grande, 3 zanahorias, 50 mililitros de concentrado de tomate, 5 terrones de az�car, 200 mililitros de aceite de oliva, 250 mililitros de caldo de carne, 15 gramos de estrag�n, 3 gramos de pimienta, sal al gusto.

Preparaci�n:
En un recipiente cortamos en filetes las pechugas de pollo sino lo ha hecho nuestro carnicero habitual. Sacamos los ajos de los tarros, los escurrimos muy bien y ponemos en un cazo con los terrones de az�car y 100 mililitros de aceite de oliva. Lo cocemos todo durante 12 minutos a fuego suave. En una sart�n con 100 mililitros de aceite de oliva rehogamos la cebolla y las zanahorias haciendo un sofrito sin dejar que se dore. Nos queda agregar los tomates cherry, el caldo de carne sin grasa y el concentrado de tomate, le echamos la sal y la pimenta necesaria cociendolo durante 6 minutos. En una sart�n con aceite de oliva salteamos los filetes de pollo a fuego normal durante dos minutos y medio por cada lado, los vamos escurriendo y ponemos en una fuente. Para terminar servimos los filetes de pollo con los tomates cherry y los dientes de ajo de los tarros confitados, espolvore�ndolo todo con el estrag�n picado.

Ensalada de Lentejas

09 10 07 - 01:04

Ingredientes para 12 personas:
400 gramos de beicon, 6 tarros de lentejas, 2 botes de zanahorias ralladas, 6 escalonias, 400 mililitros de aceite de oliva, 60 mililitros de vinagre, 30 mililitros de mostaza, 3 clavos, 15 gramos de romero, 15 gramos de tomillo, 10 gramos de jenjibre, 3 gramos de pimienta, sal al gusto.

Preparaci�n:
Cogemos un colador, vamos echando las lentejas en �l y las pasamos por agua fr�a. Las escurrimos y vamos poniendo en una fuente grande y las reservamos. A continuaci�n cortamos en dados el beicon y pelamos las escalonias en rodajas. Ponemos una sart�n en el fuego con 60 mililitros de aceite de oliva y echamos las escalonias, los clavos y rehogamos todo muy bien sin dejar que se dore. Ahora nos queda a�adir el jengibre y darle unas vueltas ligeras con una cuchara de madera. Lo retiramos del fuego, dejamos que se enfr�e y a�adimos a las lentejas proporcionalmente. En un bol echamos la mostaza, el vinagre con sal y la pimienta y lo batimos todo muy bien. A esta mezcla a�adimos el aceite de oliva, el tomillo y el romero sin dejar de removerlo muy bien todo. Cuando est� hecho lo reservamos. En una sart�n que pondremos en el fuego salteamos los dados de beicon hasta que queden bien hechos y crujientes, sin pasarnos mucho de salteado. En un plato ponemos papel para que absorba el exceso de grasa del beicon cuando lo vayamos poniendo en �l, una vez que los hemos hecho. Procedemos a mezclar las lentejas con las zanahorias ralladas y regamos con la salsa vinagreta que hemos preparado por encima. Para terminar lo servimos en una fuente acompa�ada con los dados de beicon que hemos salteado anteriormente.

Langostinos Salteados

09 10 07 - 00:56 Ingredientes para 12 personas:
1 kilo y medio de langostinos, 4 botes de esprragos verdes, 4 manojos de ajetes, 200 mililitros de aceite de oliva, 60 mililitros de aceite de soja, 5 gotas de tabasco, 20 gramos de albahaca picada, 3 gramos de pimienta, sal al gusto.
Para hacer la salsa:
1 lima, 1 bote grande de mayonesa, 30 gramos de alcaparras, 100 gramos de aceitunas negras, 30 gramos de eneldo picado.

Preparacin:
Primero vamos escurriendo del agua que tengan todos los esprragos y los reservamos en un recipiente. Con la ayuda de un cuchillo de cocina picamos en un bol las aceitunas negras y las alcaparras. Ahora nos queda agregar a ello la salsa mayonesa, el zumo de la lima, mezclarlo todo muy bien y espolvorearlo con el eneldo bien picado. Metemos la mezcla resultante en nuestra nevera para que se enfre. En un recipiente con agua limpiamos los ajetes y los troceamos. Cogemos una sartn honda y calentamos en ella aceite de oliva. Cuando est bien caliente el aceite echamos los ajetes y los salteamos a fuego normal durante 3 minutos. Seguidamente incorporamos los langostinos, les echamos la sal y la pimienta que sea necesaria y dejamos que cueza otros tres minutos ms a fuego normal. Aadimos los esprragos verdes bien troceados, las gotas de tabasco, la albahaca bien picada y la salsa de soja. Lo rectificamos de sal si est soso y lo servimos a nuestra mesa acompaado por la salsa que hemos puesto aparte en una salsera.

Licor de Moras

08 10 07 - 01:03

Ingredientes para 6 personas:
500 mililitros de orujo, 250 gramos de moras, 1 canutillo de canela, 250 gramos de az�car, 125 mililitros de agua.

Preparaci�n:
En un recipiente con agua lavamos muy bien las moras teniendo mucho cuidado de no romperlas. Cogemos un cazo, ponemos las moras en �l y lo ponemos a fuego lento con agua y az�car procediendo a cocerlo durante 6 minutos. Pasado este tiempo lo apartamos del fuego y lo dejamos que se enfr�e. Cogemos un tarro de cristal incorporamos el orujo y lo removemos muy bien. A continuaci�n a�adimos las moras y la canela, lo tapamos herm�ticamente y dejamos que macera durante tres horas y media. Cuando haya pasado este tiempo, lo filtramos muy bien, metemos en botellas y lo consumimos cuando nos apetezca.

Cuajada con Mermelada

08 10 07 - 01:01

Ingredientes para 4 personas:
Para hacer la cuajada:
1 sobre de cuajo, 500 mililitros de leche.
Para hacer la mermelada:
175 gramos de az�car, 100 gramos de pi�a, 250 gramos de fresas.

Preparaci�n:
Procedemos a elaborar nuestra cuajado como dice en el sobre que hemos comprado. Cogemos la pi�a, la pelamos muy bien y cortamos en trozos peque�os para ponerla a cocer a fuego lento con el az�car. Cuando hayan pasado 12 minutos a�adimos las fresas y lo removemos todo muy bien dejandolo a fuego lento durante veinte minutos m�s. Pasado este tiempo lo retiramos del fuego, trituramos muy bien y cocemos 12 minutos m�s. Vertemos nuestro preparado en recipientes est�riles, lo cerramos herm�ticamente si es posible y reservamos hasta que lo vayamos a utilizar en nuestra mesa. Para terminar cuando vayamos a consumir nuestra cuajada le echaremos la mermelada de frutas que queramos por encima y procederemos a su consumo.

Huevos Escalfados

08 10 07 - 01:00

Ingredientes para 8 personas:
800 gramos de champi�ones, 8 huevos, 4 dientes de ajo, 2 cucharadas de perejil picado, 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, sal al gusto, 3 gramos de pimienta.

Preparaci�n:
En un bol pelamos, picamos y procedemos a rehogar los ajos en una sart�n con aceite de oliva. Seguidamente a�adimos los champi�ones bien limpios y cortados en l�minas. Nos queda incorporar la sal, la pimienta y el perejil sin dejar que pierda el volumen que tenga. Con papel de aluminio forramos un cuenco. Ponemos en �l dos cucharadas de champi�ones, cascamos un huevo en el centro, le echamos sal, pimienta y lo cerramos con hilo para que quede un formado un paquete. Hacemos lo mismo con todos los dem�s huevos y una vez que los tenemos todos preparados ponemos una olla con agua abundante en el fuego y cuando hierva vamos incorporando los huevos cuidadosamente y los cocemos. Para terminar servimos nuestros huevos acompa�ados con picatostes de pan frito.

Arroz con Queso

08 10 07 - 00:58

Ingredientes para 6 personas:
200 gramos de queso, 2 huevos, 400 gramos de arroz, 6 tomates maduros, 4 pimientos, 2 cebollas, 4 dientes de ajo, 1 litro de caldo de verduras, 3 gramos de az�car, 125 mililitros de aceite de oliva, sal al gusto, 3 gramos de pimienta.

Preparaci�n:
En primer lugar cogemos los tomates, los pelamos, les quitamos las pepitas y troceamos muy bien. A continuaci�n limpiamos los pimientos y los cortamos en aros medianos. Por otro lado tambi�n pelamos y picamos en fino las cebollas. En una sart�n con aceite de oliva al fuego sofre�mos todas las verduras hasta que veamos que est�n tiernas. Le echamos la sal, el az�car y la pimienta necesaria, lo trituramos todo y reservamos aparte. En una cazuela sofre�mos los ajos, le a�adimos el arroz y lo cubrimos con el caldo de verduras. Nos queda dejar que el arroz se cueza a fuego lento hasta que veamos que est� medio tierno o al dente. Pasamos el arroz a una fuente refractaria, le echamos la salsa de tomate por encima y lo metemos en el horno a 180 grados. Cubrimos todo con el queso y los huevos bien batidos. Para terminar lo gratinamos en el horno hasta que se dore por encima y lo podamos servir a nuestra mesa.

Ensalada de Jamon Iberico

07 10 07 - 00:25

Ingredientes para 6 personas:
6 cogollos de lechuga, 300 gramos de jam�n ib�rico, 250 gramos de queso tierno de cabra, 250 gramos de uvas negras, 20 mililitros de vino dulce, 20 mililitros de vinagre bals�mico, 90 mililitros de aceite de oliva, sal al gusto, 3 gramos de pimienta.

Preparaci�n:
En primer lugar centrifugamos las hojas de lechuga una vez que las hemos lavado y troceado. Seguidamente vertemos en un recipiente el vino, el aceite de oliva y el vinagre bals�mico. Le echamos la sal y la pimienta necesaria y mezclamos muy bien con unas varillas. En una plancha con aceite de oliva ponemos el jam�n ib�rico y lo dejamos hasta que se haga muy crujiente. Cogemos seis platos y los montamos con unas hojas de lechuga, el queso de cabra y las uvas negras. Para terminar coronamos nuestros platos con el jam�n ib�rico que regaremos con la vinagreta y serviremos a la mesa para consumirlo.

Frutas del Bosque con Miel

07 10 07 - 00:24

Ingredientes para 6 personas:
300 gramos de melocot�n, 600 gramos de frutas del bosque, 6 cucharadas de nata l�quida, 3 cucharadas de miel, 1 cucharadita de nuez moscada, 2 ralladuras de lima, 4 hojas de menta fresca.

Preparaci�n:
En un recipiente con agua limpiamos teniendo mucho cuidado al manipularlas para no romperlas las frutas del bosque. En un bol mezclamos la miel, la nuez moscada, la ralladura y la nata l�quida. A continuaci�n ponemos las frutas repartidas en seis papeles de aluminio, regamos con la mezcla anterior y cerramos el aluminio para que todo quede dentro de �l. Nos queda meterlo en el horno a 200 grados durante 10 minutos. Para terminar lo servimos a nuestra mesa adornado con unas hojas de menta fresca.

Arroz con Gambas

07 10 07 - 00:22

Ingredientes para 6 personas:
600 gramos de gambas peladas, 300 gramos de arroz largo, 3 dientes de ajo picados, 3 aguacates, la ralladura de un lim�n grande y su zumo, 1 litro y medio de caldo de pescado, 1 guindilla picada, 25 mililitros de jengibre rallado, 3 hojitas de laurel, 2 ramitas de perejil picado, aceite para rehogar, sal al gusto, 3 gramos de pimienta.

Preparaci�n:
En una cazuela ponemos a calentar el caldo de pescado con el laurel. Una vez que hierve a�adimos el arroz y dejamos que cueza durante 18 minutos hasta que est� tierno. Luego lo escurrimos y reservamos caliente. En una sart�n rehogamos los ajos, a�adimos el jengible, la guindilla, la ralladura de lim�n, las gambas y el perejil. Ahora nos queda saltearlo todo durante 5 minutos. Lo regamos con el la mitad del zumo de lim�n y le echamos la sal y la pimienta que necesite. Seguimos cociendolo durante 3 minutos m�s y lo apartamos del fuego. Cortamos y pelamos los aguacates en l�minas. Rociamos los aguacates con zumo de lim�n para que no se oxiden y reservamos. Para terminar rellenamos un molde con el arroz, a continuaci�n lo desmoldamos sobre los platos y lo cubrimos con los aguacates y las gambas.

Salteado de Pollo

07 10 07 - 00:21

Ingredientes para 6 personas:
400 gramos de fideos chinos o tallarines, 2 pechugas de pollo, 4 chalotas, 150 gramos de col china, 2 zanahorias, 400 mililitros de salsa de soja, 60 mililitros de aceite de oliva, sal al gusto, 3 gramos de pimienta.

Preparaci�n:
En una cazuela procedemos a cocer los fideos chinos, los escurrimos y reservamos hasta que los vayamos a utilizar. Por otro lado cortamos las pechugas de pollo en tiras, lavamos las verduras y las picamos muy bien. Nos queda sofreir las verduras una vez picadas en un wok con un poco de aceite de oliva. A continuaci�n le echamos la sal y la pimienta necesaria al pollo, lo saltemos muy bien y dejamos que se haga a fuego normal. Para terminar regamos todo con la salsa de soja, le damos un hervor en el fuego y lo mezclamos todo con los fideos chinos. Una vez que hemos hecho esto, lo llevamos a la mesa para servirlo en seis platos individuales.

Musola al Apio

06 10 07 - 01:23

Ingredientes para 6 personas:
6 filetes de musola, 75 mililitros de aceite de oliva, 6 tomates picados gruesos, 2 ramas de apio picada, guindilla molida, albahaca picada, 75 gramos de aceitunas negras sin hueso, sal, pimienta.

Preparaci�n:
Calentar el aceite en una cazuela y freir los filetes de pescado hasta que empiecen a estar dorados por ambos lados. A�adir el tomate y el apio picados, la guindilla molida y la albahaca. Salpimentar y mezclar con suavidad. Tapar la cazuela y cocer todo durante 35 minutos. Finalmente, se a�aden las aceitunas negras y s� le da un �ltimo hervor antes de servirlo.

Arroz con Langosta

06 10 07 - 01:22

Ingredientes para 6 personas:
1 lata y media de guisantes extra finos, 3 langostas congeladas, 600 gramos de arroz, 150 gramos de jud�as verdes, 2 pimientos verdes picados, 2 tomates maduros, 3 cebollas, 300 mililitros de vino de mesa blanco, 250 mililitros de aceite de oliva, 5 dientes de ajo, colorante alimentario, piment�n dulce, pimienta negra, sal de mesa, 3 pastillas de caldo de verduras, 1 litro y medio de agua.

Preparaci�n:
Descongelamos los mariscos y se cuecen las jud�as verdes en agua con sal durante 7 minutos. En una paella, se echa el aceite de oliva y, una vez est� caliente, se sofr�en las cebollas, los pimientos y los ajos, muy picados. Luego se a�ade los tomates maduros, sin piel ni semillas, y se rehoga en la paella con todo lo anterior. Una vez hecho el sofrito, se agregan 300 mililitros de vino de mesa blanco. Seguidamente se incorporan las 3 langostas troceadas. Inmediatamente, se a�ade 600 gramos de arroz extra y se deja rehogar unos cinco minutos junto a los guisantes de lata y las jud�as verdes. Se a�ade el piment�n dulce y el colorante y se remueve bien. Luego se a�ade un litro y medio de caldo de verduras, la pimienta negra y la sal. Dejar cocer durante 15 minutos. Se rectifica de sal y se retira del fuego, dejando reposar el arroz durante 6 minutos. Una vez reposado, el arroz est� listo para servir. Se emplata con unas rodajas de lim�n encima como decoraci�n.

Pudin de Manzana

06 10 07 - 01:14

Ingredientes para 3 personas:
100 mililitros de nata montada, 3 manzanas, 3 huevos, 1/2 barra de chocolate negro para la salsa, 20 mililitros de amaretto, 100 gramos de az�car, 15 gramos de canela molida.

Preparaci�n:
Primero pelamos y rallamos las manzanas, retirando el coraz�n y las semillas. En una cazuela se colocan las manzanas junto con el az�car y el amaretto. Se dejan cocer a fuego lento hasta que se forma una pasta espesa. En un recipiente se baten los huevos y se mezclan con la pasta de manzana y un poco de canela. Se introduce todo en un molde caramelizado, y se mete en el horno precalentado durante una hora a 180� hasta que haya cuajado la mezcla. Para hacer la salsa de chocolate fundimos media barra de chocolate que hemos troceado previamente al ba�o Mar�a y se remueve el chocolate hasta que est� l�quido. Se sirve en platos individuales. Se extiende el chocolate l�quido en el fondo del plato. Se coloca encima una raci�n del pudin, y se adorna con un poco de nata montada y manzana cortada sin cubrir todo el pudin con la nata.

Magret de Pato

06 10 07 - 01:13

Ingredientes para 6 personas:
3 magrets de pato, 400 gramos de uvas blancas, 2 granadas, 2 cebollas, 300 mililitros de nata para cocinar, 150 mililitros de cava semi-seco, 20 gramos de harina de trigo, 3 gramos de pimienta negra, sal de mesa.

Preparaci�n:
Lo que primero que tenemos que hacer es darle unos cortes a la grasa de los magrets de pato, salpimentarlos y colocarlos con la grasa hacia abajo en una sart�n sin aceite durante unos 10 minutos, hasta que est�n dorados. Transcurrido este tiempo, se da la vuelta a los magrets y se fr�en por el otro lado durante 4 minutos. Una vez dorados por los dos lados, se retiran. Para hacer la salsa, doramos en la misma grasa que han dejado los magrets la cebolla picada. Se incorpora 20 gramos de harina para espesar la salsa, y se vierte el cava semi-seco. Se deja cocer 6 minutos sin dejar de remover. Se a�aden las uvas cortadas por la mitad sin pepita y la nata para cocinar. Se deja cocer a fuego vivo durante 4 minutos m�s. Se filetean los magrets y se a�aden a la sart�n para calentarlos. Se emplata el magret acompa�ado de su salsa, unas uvas cortadas por la mitad y trocitos de granada sin granos.

Cochinillo Asado

05 10 07 - 01:19

Ingredientes para 12 personas:
6 kilos de patatas, 2 cochinillos enteros congelados, 2 bandejas de pimientos de padr�n, 12 tomates, 1 litro de agua, mantequilla, 8 dientes de ajo, 4 ramitas de perejil, sal marina gruesa, papel de aluminio.

Preparaci�n:
Sacamos los cochinillos del congelador un d�a antes y lo descongelamos para que coja la temperatura ambiente. Tapamos las orejas con papel de aluminio a los cochinillos y pinchamos por todo su cuerpo con un tenedor para que no hagan bolsas. Ponemos los cochinillos boca arriba en dos cazuelas de barro grandes y los aderezamos de sal. Echamos el agua, mitad para cada uno y los metemos en el horno a 200� de temperatura con el calor superior durante 1 hora y media. Transcurrido este tiempo sacamos los cochinillos del horno y les damos la vuelta para que la piel de la espalda quede crujiente untandola con mantequilla. Aderezamos con los ajos y las ramitas de perejil picados finos y horneamos durante 1 hora m�s. Pasada la hora lo sacamos y comprobamos si nuestros cochinillos se pueden cortar con el borde de un plato. Si es as�, nuestros cochinillos ya estar�n listos para servirlos a nuestra mesa. En la �ltima media hora que el cochinillo est� en el horno, se preparan las verduras. Las patatas grandes se hierven en agua con sal, se fr�en los pimientos de padr�n unos minutos en la plancha con una cucharada de aceite de oliva y un poquito de sal, y se preparan los tomates cortados por la mitad para meterlos unos minutos en el horno en cuanto se haya sacado el cochinillo. Para terminar procedemos a trocear los cochinillos y los emplatamos con su salsa, unas patatas grandes, los tomates y los pimientos de padr�n. Servimos a nuestra mesa en unas grandes fuentes que quepan nuestros cochinillos. Hay que tener en cuenta que si no caben los dos cochinillos en el horno porque �ste sea peque�o, los podemos hacer en dos tandas ya que el n�mero de comensales a la mesa as� lo puede merecer.

Coctel de Langostinos

05 10 07 - 01:17

Ingredientes para 8 personas:
1 kilo de langostinos cocidos, 4 ramos de esp�rragos trigueros, 2 manzanas, 2 paquetes de cogollos de lechuga, 16 tomates cherry, 2 cebolletas picadas, 2 naranjas.
Para hacer la salsa rosa:
60 mililitros de mostaza, 2 tazas de mayonesa, 15 mililitros de co�ac, 3 gramos de pimienta negra y sal al gusto.

Preparaci�n:
Pelamos los langostinos reservando algunos para decorar nuestro plato. A�adimos las manzanas y las naranjas cortadas en gajos y las cebolletas bien picadas. En un bol lavamos los cogollos de lechuga, los escurrimos y les quitamos el coraz�n con mucho cuidado de no romperlos. Nos queda a�adir estos cogollos a la mezcla anterior. Rellenamos los cogollos con la mezcla y la salsa rosa. Cocinamos los esp�rragos trigueros con agua y sal en una cazuela durante 5 minutos. En un plato colocamos los esparragos en los lados y en su centro los cogollos de lechuga. Para terminar ponemos nuestros langostinos repartidos por encima de nuestro plato formando una monta�a.

Ensalada de Bogavante

05 10 07 - 01:16

Ingredientes para 8 personas:
2 lechugas, 1 cebolla grande, 4 huevos cocidos, 4 bogavantes congelados, 2 paquetes de gulas congeladas, 2 latas de c�ctel de frutas, 2 latas de pimientos del piquillo, 2 botes de aceitunas deshuesadas, 30 mililitros de vinagre de vino, 100 mililitros de aceite de oliva, 3 gramos de pimienta negra, 3 gramos de sal de mesa, 2 ramitas de perejil.

Preparaci�n:
Primero descongelamos los bogavantes y cuando esten les sacamos la carne de las patas y de la cabeza. Seguidamente extraemos la cola del caparaz�n y la cortamos en rodajas no muy gruesas. Salteamos las gulas a nuestro gusto. En una fuente grande ponemos la lechuga bien cortada, colocamos encima la carne de las patas de nuestros bogavantes y sobre ella las rodajas de las colas que hayamos hecho. Ponemos las gulas que hemos salteado a un lado y el c�ctel de frutas bien escurrido al otro lado. Decoramos toda la fuente con los pimientos del piquillo, las aceitunas deshuesadas y el huevo cortado en rodajas. En un bol prepamos una vinagreta con el aceite de oliva, el vinagre de vino, la sal, la cebolla picada y las ramitas de perejil bien picadas. Para terminar ali�amos nuestra ensalada de bogavante con la salsa vinagreta y la servimos en ocho platos individuales para que los comensales del cuenta de ello.

Cafe Helado

04 10 07 - 00:41

Ingredientes para 6 personas:
75 gramos de az�car, 25 gramos de caf� soluble descafeinado, 250 gramos de nata montada, 4 huevos, 30 granos de caf� para decorar.

Preparaci�n:
Con la ayuda de un batidor procedemos a batir las yemas de los huevos y cuando veamos que estan cremosas las cocemos al ba�o de Mar�a sin dejarlas de batir hasta que espesen. A continuaci�n a�adimos el caf� soluble descafeinado, lo removemos muy bien dejandolo que se enfr�e. Ahora nos queda a�adir la nata a nuestro preparado y las claras montadas a punto de nieve sin dejar que se bajen. Repartimos la mezcla en seis copas que meteremos en nuestro frigor�fico hasta que pasadas dos horas y media esten listas. Para terminar las sacamos, dejamos reposar 25 minutos antes de servirlas y decoramos con la nata montada y los granos de caf� que tengamos.

Porra de Antequera

04 10 07 - 00:40

Ingredientes para 6 personas:
750 gramos de tomates medianos maduros, 750 gramos de miga de pan del d�a anterior, 250 mililitros de aceite de oliva, 75 mililitros de vinagre de vino, 6 dientes de ajo, 5 huevos duros, 125 gramos de jam�n curado, sal al gusto.

Preparaci�n:
En primer lugar para hacer esta receta troceamos la miga de pan y la dejamos en remojo hasta que embeba todo el agua que le hayamos echado. En el vaso de nuestra batidora el�ctrica ponemos los dientes de ajo pelados, los tomates pelados y tambi�n la miga de pan que hemos remojado. Lo batimos todo muy bien y vamos agregando poco a poco el aceite de oliva para que se mezcle muy bien por todo, sin dejar de batir nuestra mezcla. Nos queda a�adir el vinagre de vino y la sal a nuestro gusto. Pasamos la sopa resultante a un recipiente grande y la dejamos enfriar en el frigor�fico una hora y media. Para terminar sacamos nuestra sopa y le a�adimos antes de servirla las cintas de jam�n curado y los huevos duros bien picados.

Te Helado a la Menta

04 10 07 - 00:38

Ingredientes para 4 personas:
120 gramos de az�car moreno, 2 ramilletes de menta, 300 mililitros de t�, 75 mililitros de zumo de lim�n.

Preparaci�n:
En un recipiente con agua lavamos muy bien la menta y la ponemos en una jarra grande en la que hemos puesto el zumo de lim�n y el az�car. Con la ayuda de un utensilio de cocina apretamos la menta un poco para que suelte todo su sabor. A continuaci�n a�adimos el t� bien fr�o y lo dejamos que repose en nuestro frigor�fico unas dos horas y media. Pasado este tiempo lo colamos todo y servimos en copas que con anterioridad hemos puesto en la nevera para que se enfr�en o bien en vasos con hielo.

Helado de Frambuesa

03 10 07 - 02:02

Ingredientes para 4 personas:
200 gramos de frambuesas congeladas, 40 gramos de frambuesas para decorar, 40 gramos de az�car glas, 160 gramos de nata l�quida, 4 hojas de menta.

Preparaci�n:
En el vaso picador de nuestra batidora el�ctrica ponemos las frambuesas congeladas, les agregamos el az�car glas y lo mezclamos todo durante treinta segundos aproximadamente a una velocidad de 3 hasta que nos quede una mezcla bien homog�nea y suave. Para terminar lo servimos a nuestra mesa en cuatro copas individuales adornadas con unas frambuesas puestas en cada una de las copas y una hoja de menta para cada una.

Mousse de Escalivada

03 10 07 - 02:01

Ingredientes para 4 personas:
2 berenjenas asadas, 2 pimientos asados, 6 huevos, 500 mililitros de crema de leche, 2 quesitos, 20 gramos de mantequilla, 1 yogur natural, 75 mililitros de mayonesa.

Preparaci�n:
Con nuestra batidora el�ctrica batimos todos los ingredientes y una vez que est�n bien mezclados los colocamos en un molde que hemos untado previamente con mantequilla para que no se pegue. Nos queda poner nuestro molde en el horno o al ba�o Mar�a durante 60 minutos o hasta que al pinchar nuestra mousse de escalivada con un objeto de metal nos salga limpio. Para terminar lo servimos cubierto con salsa mayonesa que hemos mezclado con un yogur natural o acompa�ado de una ensalada de la huerta.

Gazpacho de Trigueros

03 10 07 - 01:59

Ingredientes para 8 personas:
4 huevos cocidos, 2 dientes de ajo, 30 mililitros de vino blanco, 40 mililitros de agua, 40 mililitros de aceite de oliva, 40 mililitros de vinagre de vino, 6 manojos de esp�rragos trigueros, sal al gusto.

Preparaci�n:
Cortamos las puntas de los esp�rragos trigueros, los limpiamos muy bien y reservamos. Con nuestra batidora y el accesorio picador trituramos los tallos de los esp�rragos y los fre�mos en una sart�n con aceite de oliva. Nos queda escurrirlos, ponerlos en el vaso picador de nuestra batidora, a�adirle la sal, las yemas de los huevos cocidas, los dientes de ajo, el vino blanco y el agua. Lo trituramos todo muy bien, lo colamos para eliminar las fibras de los esp�rragos que nos molesten y agregamos el aceite de oliva y el vinagre de vino. Fre�mos las puntas de nuestros esp�rragos trigueros y cuando est�n las a�adimos a lo dem�s. Para terminar lo mezclamos todo, metemos en el frigor�fico para que se enfr�e y servimos a la mesa cuando est� bien fresco.

Flan de Setas

02 10 07 - 00:51

Ingredientes para 6 personas:
18 champi�ones, 3 huevos, 2 cebollas picadas, 900 gramos de setas, 150 mililitros de nata l�quida, 15 gramos de cebollino, 15 gramos de tomillo, 15 gramos de romero, 15 gramos de salvia, 50 gramos de mantequilla, 200 mililitros de vino, 3 gramos de pimienta, sal al gusto.

Preparaci�n:
En un recipiente con agua limpiamos muy bien los champi�ones y las setas, le echamos sal, pimienta y lo salteamos en una sart�n con aceite de oliva. En un bol batimos los huevos, les a�adimos el salteado, la nata l�quida y la mitad de las hierbas empezando por el romero, la salvia, el cebollino y el tomillo. Una vez que tenemos todo lo mezclamos muy bien, untamos con mantequilla seis moldes para flanes y repartimos la mezcla obtenida en ellos. Ponemos los flanes al ba�o Maria en el horno a 180�C durante 40 minutos. En una cazuela en el horno reducimos el vino a la mitad y sofre�mos con �l, las cebollas cortadas en peque�o, a�adimos mantequilla, sal, pimienta y lo trituramos muy bien con nuestra batidora para formar una salsa. Nos queda a�adir las hierbas arom�ticas, sacar los flanes, desmoldarlos y poner a su alrededor la salsa que hemos preparado para proceder a consumirlo a nuestra mesa.

Pimienta Blanca

02 10 07 - 00:45

La pimienta blanca se obtiene de las bayas que estan muy maduras de nuestro pimentero y que tienen color rojo. Estas bayas hay que ponerlas en remojo en un recipiente con agua salada con el fin de que desprenda la piel y nos quede la semilla de la pimienta blanca completamente de este color. Al estar ya muy maduras la pimienta blanca tiene un sabor picante y un aroma suave con el que podremos condimentar numerosos tipos de pescados, aves y salsas blancas de nuestra cocina.

Sandwinch de Pavo

02 10 07 - 00:44

Ingredientes para 3 personas:
150 gramos de pechuga de pavo cocida, 6 panes de molde integral, 60 mililitros de mayonesa, 180 gramos de escalivada de verduras.

Preparaci�n:
En primer lugar tenemos que untar el pan de molde integral con la mayonesa e irlo reservando en un plato limpio. A continuaci�n colocamos encima de nuestro pan las lonchas de pavo y la escalivada de verduras alternando la cebolla con la berenjena y el pimiento. Cerramos nuestro pan de molde y para terminar lo servimos a la mesa para dar cuenta de ello.

Pimienta Verde

02 10 07 - 00:41

Para que la pimienta nos salga verde hay que recoger el fruto antes de madurar y no lo dejamos que se seque. As� de esta manera la pimienta quedar� verde y lista para ser utilizada en nuestra cocina. Esta pimienta verde es muy delicada porque necesita para conservarse estar en vinagre o una mezcla de salmuera para que no se estropee. El aroma de la pimienta verde es suave y afrutado teniendo un ligero sabor picante ya que al recogerlo antes de que madure el fruto todavia no est� lo suficientemente hecho para que pique con toda su intensidad. Para terminar hay que decir que la pimienta verde se utiliza para dar un color caracteristico a nuestros platos de pescado y carnes variadas en la cocina.

Sandwinch de Salmon

02 10 07 - 00:39

Ingredientes para 3 personas:
6 panes de molde blanco, 150 gramos de salm�n ahumado, 60 mililitros de mayonesa, 2 huevos cocidos, 60 gramos de pepinillos.

Preparaci�n:
En un bol grande procedemos a picar muy bien los huevos duros junto con los pepinillos y lo mezclamos con la mayonesa. Untamos el pan de molde blanco que hemos tostado antes con el picadillo. Para terminar colocamos encima de cada pan de molde las lonchas de salm�n, lo cerramos con la otra parte de pan y servimos a nuestra mesa.

Dulce de Castañas

01 10 07 - 01:15

Ingredientes para 6 personas:
25 gramos de az�car, 2 claras de huevo, 50 mililitros de nata, 750 gramos de casta�as, 20 mililitros de brandy, 3 ramitas de vainilla.

Preparaci�n:
En una olla con agua en la que pondremos las ramitas de vainilla, cocemos las casta�as una vez que las hemos pelado durante 30 minutos. Pasado este tiempo las sacamos de nuestra olla, las escurrimos y trituramos en nuestra batidora el�ctrica. A continuaci�n a�adimos el brandy, el az�car y la nata. Continuamos batiendolo todo hasta que consigamos una mezcla bien homog�nea. Para terminar incorporamos la clara bien montada, lo mezclamos con suavidad y dejamos que se enfr�e en la nevera para dar cuenta de ello posteriormente pasados unos minutos.

Grelos

01 10 07 - 01:13

Como definici�n podemos decir que los grelos son las hojas tiernas de la planta de los nabos que aparecen antes de que florezcan. Para ver que est�n en condiciones aptas para consumirlos en el mercado deben tener un color verde intenso y estar tiernos cuando los cojas con las manos. Podemos preparar los grelos mezclandolos con acelgas u otras hojas de verduras seleccionadas. Hay que lavar los grelos muy bien en una cazuela con agua cambiandole varias veces el agua y trocearlos despu�s de lavarlos. Los grelos son una verdura de invierno que en Galicia tienen una especial devoci�n para consumirlos en las recetas de cocina hechas con el lac�n o el caldo gallego. Adem�s de consumir los grelos de esta forma podemos hacerlo en tortilla, salteados, en crema, en ensalada blanqueandolos antes para quitar su sabor amargo y generalmente como preparamos normalmente otras verduras tipicas de la cocina como son las espinacas.

Coctel de Granada

01 10 07 - 01:12

Ingredientes para 8 personas:
Para hacer el c�ctel:
900 mililitros de zumo de granadina, 1 lima, 300 mililitros de tequila, hielo picado.
Para hacer el sirope:
200 mililitros de agua, 200 gramos de az�car.
Para decorar las copas del c�ctel:
100 gramos de granos de granada, 100 gramos de az�car moreno, 2 claras de huevo.

Preparaci�n:
En una cazuela ponemos a hervir el az�car y el agua hasta hacer un sirope. En una coctelera ponemos el hielo picado y agregamos el tequila, 150 mililitros de sirope, el zumo de la lima, el zumo de granadina y procedemos a agitar todo muy bien dandole buen ritmo. En un bol batimos las claras de huevo y pasamos el borde de ocho copas de c�ctel con ella y seguidamente le ponemos el az�car moreno. Para terminar ponemos nuestra mezcla de c�ctel en las copas, las adornamos con los granos de granada y servimos a la mesa.

Chirimoya

01 10 07 - 01:11

La chirimoya es una fruta cuyo �rbol es el chirimoyo que es originario de la cordillera andina. Su cultivo en Espa�a est� totalmente aclimatado generalmente en la costa de Granada y en las islas Canarias. Del fruto de la chirimoya hay que decir que bajo su cubierta verde se encierra una pulpa blanca, arom�tica y carnosa con semillas grandes de color negro. Su recolecci�n se tiene que hacer cuando la chirimoya todavia no ha terminado de madurar para que al transportarla a diversos lugares de Espa�a y del mundo no se estropeen y puedan llegar al consumidor en �ptimas condiciones. Una vez que llegue al mercado necesita la chirimoya para estar en condiciones de comerlas de 5 a 8 d�as aproximadamente. Hay que comprarla entera y esperar a que se madure a temperatura ambiente una vez que la tengamos en la casa. La chirimoya la podemos tomar como postre, cort�ndola por la mitad y sacando la pulpa con una cucharilla de metal o tambi�n como batido preparado con leche y quedando muy delicioso.

Vinagreta de Salmon

01 10 07 - 01:09

Ingredientes para 8 personas:
4 chalotas, 60 gramos de cebollino, 1 aguacate, 1 pepino, 600 gramos de lomos de salm�n, 60 mililitros de vinagre dulce, 30 mililitros de zumo de lim�n, 200 mililitros de aceite de oliva, 3 gramos de pimienta, sal al gusto.
Para acompa�ar:
2 pepinos, 100 gramos de pan frito.

Preparaci�n:
En un recipiente con agua limpiamos muy bien el salm�n sino lo ha hecho nuestro pescadero habitual. Una vez bien limpio nuestro salm�n lo cortamos en dados normales y reservamos. Por otro lado procedemos a trocear las verduras tambi�n en dados normales. En un bol ponemos el aceite de oliva, el zumo de lim�n, el vinagre dulce, la sal y la pimienta. Lo removemos todo muy bien y echamos nuestra vinagreta en una fuente sobre el salm�n. Metemos en el frigor�fico nuestro salm�n con vinagreta y lo dejamos que macere durante una hora y media. En una sart�n con aceite de oliva fre�mos los trozos de pan hasta que est�n bien fritos. Cortamos los pepinos en rodajas finas y acompa�amos el salm�n con ellas y los trozos de pan frito. Para terminar lo servimos a nuestra mesa para consumirlo cuanto antes.

Conejo

01 10 07 - 01:08

Hay que tener en cuenta que hay dos clases de conejo, el de granja que normalmente consumimos en la carniceria y el de monte que cazan generalmente los cazadores con escopeta. El conejo de monte suele ser m�s peque�o y m�s sabroso que el conejo de granja, criado normalmente con piensos. El conejo de granja tiene las orejas y la cabeza m�s grande que el conejo de monte y su carne de color sonrosado p�lido. La carne del conejo no tiene grasa, es rica en prote�nas y baja en colesterol. Tambi�n hay que destacar que la carne de conejo tiene vitamina B y minerales como f�sforo y calcio. Podemos consumir el conejo troceado o guisado y ponerle hierbas arom�ticas para que est� m�s delicioso. Su sabor lo podemos acentuar haciendolo bien frito o guisado con unos dientes de ajo. Por �ltimo decir que cuanto m�s joven sea el conejo m�s tierno ser� y su cocci�n ser� m�s r�pida para su consumo.

Boquerones con Salmorejo

01 10 07 - 01:07

Ingredientes para 8 personas:
6 huevos, 48 boquerones, 48 lonchas de jam�n finas, 800 gramos de pan rallado, 400 gramos de harina, 1 litro de salmorejo, 200 mililitros de aceite de oliva.

Preparaci�n:
En primer lugar retiramos la espina y la cabeza a los boquerones cuando los estemos limpiando en una cazuela con agua abundante. A continuaci�n los pasamos por un plato con harina, huevo batido y pan rallado. Cuando est�n listos los fre�mos en una sart�n con aceite de oliva hasta que est�n bien dorados. Cogemos una fuente y la cubrimos con el salmorejo y vamos poniendo encima los boquerones bien dispuestos y entre ellos las lonchas de jam�n.

Pimienta Negra

01 10 07 - 01:05

La pimienta negra es la m�s utilizada en la cocina y la que m�s sabor da a nuestros platos. Esta pimienta se recoge del �rbol del pimentero antes de que haya madurado completamente. Una vez recogida la pimienta negra la dejamos que se seque hasta que su piel se haya oscurecido y arrugado. La pimienta negra es la que m�s pica y la que m�s fuerte tiene su sabor. Su aroma y sabor dan un toque muy especial a platos fuertes y que lleven muchas especias para su elaboraci�n. Para terminar hay que decir que la pimienta negra queda muy bien para condimentar platos hechos con carnes rojas como los entrecots de ternera.

Conejo Confitado

01 10 07 - 00:57

Ingredientes para 5 personas:
3 cebollas, 200 mililitros de oporto, 1 conejo grande troceado, 4 ramas de perejil, 2 ramitas de romero, 1 paquete de ciruelas pasas deshuesadas, 3 dientes de ajo, 125 mililitros de aceite de oliva, sal al gusto.

Preparaci�n:
En un recipiente grande ponemos el conejo con el romero, la sal, el perejil y los ajos picados dejandolo todo en maceraci�n durante una hora y media. Pasado este tiempo ponemos en el fuego una sart�n con aceite de oliva y fre�mos en ella los trozos de conejo una vez que los hemos escurrido de nuestros productos de la maceraci�n. Cuando esten bien salteados los trozos de conejo los reservamos y fre�mos en el mismo aceite de oliva las cebollas bien picadas hasta que est�n doradas, retirandolas y reservandolas en un bol grande. En una cazuela con aceite de oliva incorporamos el conejo que hemos reservado y las ciruelas pasas, removiendolo de vez en cuando para que no se peguen en el fondo. Cuando tengamos el conejo casi hecho, a�adimos las cebollas y el vino de oporto, cociendolo a fuego lento durante unos minutos hasta que la salsa con todos los ingredientes haya espesado.

Rollitos de Jamon Iberico

01 10 07 - 00:56

Ingredientes para 6 personas:
24 esp�rragos trigueros, 3 dientes de ajo, 25 gramos de perejil picado, 75 mililitros de aceite de oliva, 12 lonchas de jam�n ib�rico, 3 gramos de pimienta, sal al gusto.

Preparaci�n:
En un recipiente con agua lavamos muy bien los esp�rragos trigueros y los cortamos con las manos por su base para desechar la parte final de los mismos. En un bol cortamos y picamos los dientes de ajo desechando las partes verdes que tengan. En una sart�n con aceite de oliva sofre�mos los ajos hasta que est�n bien dorados, a�adimos los esp�rragos trigueros y procedemos a saltearlo todo unos cinco minutos rectificandolo con la sal y la pimienta que sea necesaria seg�n sea nuestro gusto. Pasado este tiempo apartamos los esp�rragos del fuego y los vamos enrollando en paquetes de cuatro con dos lonchas de jam�n ib�rico. Para terminar y una vez que est�n bien puestos en seis platos nuestros rollitos los rociamos con el aceite de oliva que hemos utilizado para hacer el salteado, lo espolvoreamos con el perejil picado que nos guste y servimos a nuestra mesa para consumirlo.

Recetas de Cocina

Salmon con Huevo Cocido
Berenjenas con Chipiron
Pincho de Langostinos
Muslos de Pollo
Pincho de Bacalao
Ensalada de Cogollos y Marisco
Chopitos con Pimientos de Padron
Bonito Encebollado con Anchoa
Ensalada de Langosta
Sepia con Ajo al Perejil
Tiras de Calamares Rebozadas
Champiñon con Jamon a la Gamba
Pincho de Anchoa Ahumada
Croissant Relleno con Lechuga
Ensalada de Salmon
Brocheta de Champiñones con Pimientos
Patatas al Ajillo
Pincho de Salmon Ahumado con Huevo Duro
Pincho de Anchoas con Pimientos y Langostino
Pincho de Bonito en Escabeche con Guindillas
Pulpo a la Vinagreta
Pincho de Bacalao
Tartaleta de Chorizo con Huevo de Codorniz
Atun con Guindillas
Pincho de Pimiento del Piquillo con Anchoas
Pincho de Jamon York con Salmon
Pincho de Champiñon con Cebolla al Perejil
Pincho de Patata con Carne Picada
Sesos de Ternera con Espinacas al Huevo
Bonito con Pimiento Rojo al Langostino
Pincho de Anchoas con Pimientos
Pincho de Anchoas con Huevo Cocido al Tabasco
Pincho de Pimientos del Piquillo con Huevo Cocido
Pincho de Queso Roquefort con Nata y Nueces
Pincho de Chatka a la Zanahoria
Pincho de Huevo Cocido con Gamba
Pincho de Pimiento del Piquillo con Anchoa
Hojaldre de Gambas con Puerros al Coñac
Pincho de Bacon con Pimiento del Piquillo y Gamba
Pincho de Gambas con Bacon
Pincho de Salmon con Bonito y Cebolla
Calamares Fritos
Anchoas a la Vinagreta al Perejil
Pincho de Lechuga con Chatka y Gambas Cocidas
Pincho de Queso con Jamon Serrano y Anchoas
Pincho de Pimientos del Piquillo a la Anchoa
Mejillones Rellenos con Pimientos al Tabasco
Pincho de Langostinos Cocidos con Huevo Duro
Pincho de Jamon York, Lechuga y Chatka
Pincho de Salmon Ahumado con Langostino y Salsa Rosa
Pincho de Jamón Ibérico con Huevo Cocido
Ensaladilla Rusa con Gamba y Guisantes
Pimiento del Piquillo Relleno de Bonito con Cebolla
Bonito con Tomate y Cebolla
Colas de Langostinos con Vinagreta al Perejil
Chatka con Salmón Ahumado al Caviar
Boquerones Revueltos con Pimientos del Piquillo y Huevo
Calabacín y Pimiento Picado al Huevo de Codorníz
Pincho de Manzana con Chatka y Mayonesa al Salmón
Pincho Picante de Anchoas con Pimientos del Piquillo
Cazuela de Ahumados con Langostinos y Salsa Rosa
Champiñones con Gambas y Salsa Picante al Perejil
Pincho Vegetal de Lechuga con Pimiento del Piquillo
Pincho de Pimiento Verde con Bacón y Chorizo
Tortilla Rellena de Bonito y Huevo al Tabasco
Pastel de Merluza con Nata al Perejil
Chatka con Mayonesa a la Gamba
Calabacín con Cigalas y Jamón Serrano
Setas Rebozadas con Pimientos, Gambas y Anchoas
Queso Roquefort con Nata y Nueces
Mejillón Relleno de Pimiento y Huevo Cocido
Pincho de Atún con Mayonesa a la Guindilla
Pincho de Anchoas Rellenas de Pimientos y Cebolla
Chatka con Huevo Cocido a la Mayonesa
Pincho de Gambas con Atún y Huevo Cocido
Revuelto de Ajos con Gambas
Salpicón de Mariscos con Mayonesa
Pudín de Puerros con Nata al Coñac
Bacalao con Pimiento Verde y Cebolla
Tortilla de Patata con Pimientos del Piquillo
Confit de Pato con Endibia a la Frambuesa
Pastel de Merluza con Cebolla a la Bechamel
Morros de Ternera en Salsa al Vino Blanco
Salpicón de Hongos y Salmón Ahumado con Verduras
Salmón Ahumado con Pimientos al Kiwi
Gambas Rebozadas con Bechamel
Pimientos del Piquillo Rellenos a la Vinagreta
Cocktail de Mariscos con Chatka
Lomo Adobado con Queso y Pimientos del Piquillo
Jamón York con Lechuga y Huevo Cocido
Pimientos del Piquillo Rellenos de Bacalao al Perejil
Huevo de Codorniz con Jamón Serrano y Txistorra
Salmón Ahumado Relleno de Palitos de Cangrejo y Bonito
Jamón de York con Mayonesa al Langostino
Pincho de Queso Fresco con Dátiles y Nueces
Pincho de Jamón de Jabugo con Huevos de Codorniz
Pincho de Chatka con Mayonesa al Salmón Ahumado
Rodaja de Pan con Anchoas a la Vinagreta
Champiñones Revueltos a la Guindilla
Pincho de Lomo de Bacalao Rebozados